El “Ministerio” de Judas

Juan 15.20 “Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán…”

Si bien es cierto, que el Judas que traicionó al Señor Jesucristo, fue parte de un hecho histórico único sucedido hace 2000 años, podemos ver como hoy en día aparecen muchos “Judas contemporáneos” traicionando a la verdadera Iglesia.

1 ~Judas Convivió con Jesús durante todo su ministerio terrenal~ Judas duro los tres años junto a Jesús al igual que los otros discípulos. Sabía muy bien las palabras del Señor, conoció muy bien el ministerio del Señor en la tierra. No tenía escusa de no conocerlo. De igual forma los “Judas contemporáneos”, han conocido +degustado+ el ministerio, la fe, del evangelio, pero cuidado, no son verdaderos cristianos.

2 ~Judas era el tesorero, robaba frecuentemente~ Lo que hizo al final de la historia no fue nada nuevo, Judas administraba el dinero de los apóstoles y lo que era para los pobres y lo robaba solapadamente. Pasa igual con los “Judas contemporáneos” toman los dineros que recaudan en el nombre del Señor y los toman para sí, lo que debería ser dado a los hermanos en necesidad, a las viudas o huérfanos, o realmente para ser dado a verdaderos siervos del Señor, Los dineros del ministerio son desviados a sus propios bolsillos. Juan 12:6 “Pero dijo esto, no porque se cuidara de los pobres, sino porque era ladrón, y teniendo la bolsa, sustraía de lo que se echaba en ella.”

3 ~Judas se presentaba como piadoso, pero su interés era el dinero y no que adoraran al Señor ~ Esas caritas de “yo no fui” resplandecen en los “Judas contemporáneos”, dicen que todo es por una causa justa, que es para “la obra del Señor” pero la verdad es que no les no les importa que Dios sea adorado aunque lo aparentan, lo que realmente les importa es el ca$h. Judas 11 “!!Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín, y se lanzaron por lucro en el error de Balaam, y perecieron en la contradicción de Coré”.

4~Judas no tenía ningún problema con establecer relaciones con los enemigos del Maestro ~ Entraba y salía con los sacerdotes del Sanedrín, no le importaba que estos personajes odiaran al Señor, al igual los “Judas contemporáneos” hacen sus “alianzas ecuménicas”, no les importa codearse con los romanos enemigos de la cruz, con los políticos que son enemigos de la cruz, todo por ver que provecho para sí pueden lograr. Son mercenarios infiltrados, prostituidos por su avaricia. Usan el conocimiento que tienen del Señor para su “propio beneficio” (entre comillas). 2 Timoteo 3:5 “tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.”

5 ~La traición de Judas no era sorpresa para el Señor ~ de igual forma, no debe sorprendernos ver a los “Judas contemporáneos”, como solapadamente trabajan para sus intereses y solo ven la fe como fuente de ganancia y ser a la vez vasos de deshonra para el Señor. Romanos 9:21“¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra?”

6 ~Por solo 30 monedas de plata traicionó al Maestro ~ (1 moneda equivalía a un denario, 30 denarios equivalentes según algunos estudiosos, a un salario promedio mensual en el tiempo del imperio Romano) No significaba mucho dinero en ese tiempo. Para los enemigos de Cristo, cuando le ofrecieron 30 monedas, lo que le decían a Judas era : Ese “Jesús no vale mayor cosa”, eso mismo pensó Judas cuando recibió esas 30 monedas. No lo amaba ni un poquito, por el contrario, era realmente su enemigo, los apóstoles y el Señor estuvieron “durmiendo con el enemigo” dentro del campamento. Lo mismo pasa con los “Judas contemporáneos” para ellos el Señor vale nada, duermen con los redimidos en el campamento, son los enemigos a sueldo. Marcos 14:11 Ellos, al oírlo, se alegraron, y prometieron darle dinero. Y Judas buscaba oportunidad para entregarle.”

7 ~Judas caminaba como discípulo, de hecho era uno de los apóstoles pero -no era convertido – regenerado – La fama del Señor hizo famosos a los discípulos, y todo el mundo les podía reconocer fácilmente, por su manera de vestir, de caminar y hablar. A Judas le reconocían todos, Igualmente, el día de hoy los “Judas contemporáneos” son famosos a causa del nombre del Señor, son muy populares, hablan textos bíblicos, hacen hasta milagros, cualquiera diría que son verdaderos siervos del Señor. Peo cuidado, son “Judas” y su cobre se hará evidente, si es que aún no lo han sacado. Juan 13:27 “Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, haz lo más pronto.”

8 ~Judas cumplió un plan divino – Tenía que haber un Judas que entregara al Maestro, esto estaba profetizado, al igual, hoy estos “Judas contemporáneos” deben también caminar entre nosotros, y deben cumplir también un plan divino en nuestro tiempo. 1 cor 11.19 “Porque es preciso que entre vosotros haya disensiones, para que se hagan manifiestos entre vosotros los que son aprobados.”

9 ~Judas tuvo un falso arrepentimiento y luego se suicidó. Su final es muerte y condenación. Proverbios 14:12 “Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte.”

10 ~QUE HACER CON ESTOS JUDAS CONTEMPORANEOS? NO LOS DEFIENDAS. NO SEAS COMPLICE DE ELLOS, NO SON DE NOSOTROS, NO TE ENGAÑES. 1 Juan 2:19 “Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros.” Pide a Dios que te de discernimiento. Mateo 24.4 “Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.” hay una promesa de discernimiento para el remanente en estos tiempos finales. Al igual que en el tiempo de Malaquías, los sacrificios que hacían eran deficientes, nadie hacia algo de balde. Todo lo hacían por sus propios intereses, aun así hubo un despertar entre el remanente, y Dios les dio esta promesa: Malaquías 3.16-18 “Entonces los que temían a Jehová hablaron cada uno a su compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fue escrito libro de memoria delante de él para los que temen a Jehová, y para los que piensan en su nombre. Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve. Entonces os volveréis, y discerniréis la diferencia entre el justo y el malo, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve.”

Luis Alberto Rodríguez 

Anuncios

“La letra mata mas el espiritu vivifica” y… “El conocimiento envanece, pero el amor edifica”

(2 Corintios 3: 4-6) “Y tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios; no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios, el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica”

(1 Corintios 8: 1) “En cuanto a lo sacrificado a los ídolos, sabemos que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, pero el amor edifica”

“LA LETRA MATA MAS EL ESPÍRITU VIVIFICA” Y… “EL CONOCIMIENTO ENVANECE, PERO EL AMOR EDIFICA"

Introducción

Una de tantas cosas malas y condenables dentro de la mala praxis del cristianismo es la de usar textos bíblicos para hacer argumentos con ellos que nada tienen que ver con el fin por el que fueron escritos y divinamente inspirados.

“La letra mata mas el espíritu vivifica”, y… “el conocimiento envanece, pero el amor edifica” son dos de esos muy usados textos, fuera de contexto.

Cuando se enfatiza la importancia de aprender más de la Palabra, de aumentar el conocimiento bíblico, de crecer en doctrina y sabiduría y cosas así, algunos se oponen aduciendo sendos pasajes bíblicos, sin el más mínimo pudor ni recato.

Lo que pretenden decir es que el conocimiento no es bueno, y lo que es bueno es la “fe”, la unción del Espíritu, las experiencias personales con Dios, lo emocional, etc.

La pregunta que nos debemos hacer es esta: ¿Por qué ha de ser una cosa en vez de la otra? He ahí la trampa.

¿Es que la Palabra nos enseña que la fe, la experiencia con el Espíritu Santo, etc. todo ello es contrario al conocimiento, como que se oponen? Sabemos que no es así.

De entrada queremos decir que el conocimiento bíblico es básico para poder experimentar una saludable vida cristiana, de otra manera seríamos víctimas fáciles del enemigo y de nuestra propia carne.

“Si el conocimiento de la Biblia fuera malo, entonces ¿qué tendríamos que hacer con ella? Les diré qué: ESTUDIARLA, porque gracias a Dios, ¡Bendito conocimiento es este!”

“Si el conocimiento de la Biblia fuera malo, entonces ¿qué tendríamos que hacer con ella? Les diré qué: ESTUDIARLA, porque gracias a Dios, ¡Bendito conocimiento es este!”

¿El conocimiento es malo?

(1 Corintios 8: 1) “En cuanto a lo sacrificado a los ídolos, sabemos que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, pero el amor edifica

La subrayada es una de las frases que los tibios e inconstantes utilizan muy a menudo para defender sus costumbres e ideas, acordes a su carácter y particular entendimiento de la espiritualidad. Lo hacen, primeramente porque lo han oído mil y una veces de muchos enseñadores pretendidamente muy avivados, que a la verdad, poco saben de teología, ya que, lejos de estudiar e hincar los codos, muchos de ellos se refugian y justifican con aquello de que “el Espíritu les lleva a toda verdad” – o que plagiando al rey David – “aun en las noches les enseña su conciencia”, defendiéndose, diciendo que sólo con el celo por Dios es suficiente, haciendo de la ignorancia una virtud.

Quizás ellos mismos lo han aprendido de la boca de su pastor que es de los legalistas de lo que ellos llaman la “sana doctrina”. Otros quizás en algún congreso “profético y de avivamiento”, o en algún libro de alguno de esos falsos apóstoles actuales de la “prosperidad”… quien sabe.

Cualquier cosa antes que reconocer que el conocimiento de la Palabra de Dios es sumamente importante, para conocer a Dios; porque ¿Cómo es posible conocer a Dios si no es por Su Palabra?

Pero veamos, qué es lo que en realidad pretendía enseñar el apóstol Pablo a aquellos corintios sumamente engreídos muchos de ellos. Para ello, deberemos hacer un poco de historia antes.

El por qué de las palabras de Pablo a los corintios

Los griegos y los romanos eran politeístas, y así como creían en muchos dioses, también creían que por contrapartida, habían espíritus malos, lo que diríamos nosotros, demonios.

Creían que los espíritus malos se pegaban, en concreto, a las viandas, para así entrar en los cuerpos de las personas. Por ese motivo, esos idólatras de la Antigüedad, lo que hacían era ofrecer esa carne a un dios. El sacrificio, no sólo cumpliría la función de obtener el favor de ese dios en concreto, sino que además con ello creían que esa carne era purificada de la contaminación demoníaca. Luego esas carnes, en definitiva, se vendían en los mercados.

Surgía entonces para los creyentes en general un problema de conciencia, ya que no tenían la suficiente confianza o fe como para comer de esa carne, que por cierto era la única que se podía comprar en los mercados. Por otro lado, estaban muchos de esos corintios que tenían superado este asunto, y desembarazadamente comían esas carnes ante esos otros creyentes más débiles en su fe, provocándoles quizás, aun sin quererlo, el que ellos también comieran, pero sin tener la suficiente convicción, y por tanto de ese modo, pecaban por hacer tal cosa.

Ese es el motivo por el cual Pablo les estaba diciendo a esos corintios que tenían conocimiento suficiente como para no tener problemas de conciencia consigo mismos, que ese conocimiento no les eximía de su responsabilidad de cuidar de los más débiles en la fe, para no llevarles indirectamente a pecar. De ahí lo de que el conocimiento envanece, ya que a pesar de su conocimiento, eran capaces de hacer algo indebido por causa de los demás, envaneciéndose de su “libertad” en Cristo, mientras que el amor edifica; es decir, que por amor a sus hermanos más pequeños, debían abstenerse de comer ante ellos.

¿Qué tiene que ver todo esto con lo que muchos predican y muchos otros creen y dicen, de que el conocimiento envanece? ¡Nada! Y con esa excusa, ya no estudian suficientemente la Biblia, no profundizan en la Palabra, aunque a muchos les encante pretender ser “teólogos” a través del Facebook o de cualquier otra red social, etc. porque como dice el Proverbio: “En su propia opinión el perezoso es más sabio que siete que sepan aconsejar” (Prov. 16: 16)

“La ingestión de carne no ha de ser ningún problema para ningún cristiano en la actualidad"

“La ingestión de carne no ha de ser ningún problema para ningún cristiano en la actualidad ya que aquellas costumbres paganas de dedicación de la misma a los dioses, quedaron en el baúl de los recuerdos. No obstante para muchos de aquellos cristianos de aquel tiempo, sí era un problema de conciencia”

La letra mata mas el Espíritu edifica

En este estudio veremos con profundidad lo que el apóstol Pablo quiso decir cuando empleó esta frase: “La letra mata, el espíritu vivifica”, y nos daremos cuenta que nada de nada tiene que ver con lo que todos estos cristianos tibios y desinteresados realmente en las cosas de Dios quieren decir, o aquellos que son ignorantes y andan un tanto confundidos.

Pero hagamos la conveniente exégesis desde la hermenéutica de todo esto.

Pablo defiende su ministerio ante los corintios

El apóstol Pablo escribe a los corintios, y en ese contexto, primeramente les hace defensa de su ministerio. Veamos el texto:

(2 Corintios 3: 4-6) “Y tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios; no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios, el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica”

Sabemos de la dureza de muchos de aquellos corintios, y de cómo eran tan fácilmente permeables a la doctrina de los falsos apóstoles de aquel tiempo, tal y como ocurriría ahora. Nada ha cambiado. Por ello, Pablo hace una defensa de la fe y de su ministerio como canal de expresión y enseñanza de la fe.

De ese modo, Pablo da a conocer su total confianza en Dios al respecto: (V. 4) “Y tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios”.

Esa confianza de Pablo, insiste él, no es en sí mismo, sino en Dios, y en ese sentido exime su debilidad como hombre falible con honestidad ante sus lectores: (V. 5) “no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios”.

Tal es el grado de confianza de Pablo en Dios y en su llamamiento en Él, que va más allá, y esgrime ante los corintios una verdad, quizás algo oculta a los ojos de ellos, engreídos muchos de ellos (ver 1 Co. 4: 8). Esa verdad es que él y los que estaban con él, fueron constituidos por Dios “ministros competentes de un nuevo pacto…” (V. 6)

Esta expresión: Un nuevo pacto es importante, pues está hablando del Nuevo Pacto, también denominado Nuevo Testamento.

El nuevo pacto, superior al anterior

Ese “nuevo pacto” es el que todos conocemos, pues. Es el pacto de Dios hacia los hombres por Cristo, y en Cristo. Pablo les decía a los corintios que él fue escogido por Dios para dar a conocer esa bendición divina.

Con que está hablando de un “nuevo” pacto, da a entender que existe un pacto anterior. Este es el “antiguo pacto”, conforme a lo expresado por Dios por mano de Moisés: la Ley mosaica.

Ese “nuevo pacto” es efectivo en misericordia hacia el creyente, porque suministra el perdón de Dios, cosa que el anterior no hacía. En cambio, la “letra”, entiéndase aquí, la ley y su exigencia de cumplimiento, no podía cumplir su requisito más básico de amor y misericordia: el perdonar al pecador.

Por lo tanto, Pablo cuando habla de “un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu” (V. 6), se está refiriendo a eso mismo.

El Nuevo Pacto es el del Espíritu, el antiguo pacto es el de la letra, es decir, la ley mosaica.

Letra vs Espíritu

Hasta aquí ya podemos entender mejor el sentido de lo que ahora acabaremos de ver y comprender. Nótese pues, que la letra es el “espíritu” del antiguo pacto, y el “espíritu” en este caso, es el Espíritu Santo, dado por Dios a través y en función del “nuevo pacto”.

La letra no es en sí la Biblia, no es el conocimiento bíblico, no es en sí la Palabra escrita, pues. La letra a la que se refiere un tanto poéticamente Pablo, es la Ley en su exigencia de cumplimiento por parte del hombre, exigencia que jamás este pudo cumplir, por eso, esa letra, mata.

(V. 6) “el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica”:

Insistimos. ¿La letra mata? Sí. Esa letra – reiteramos – es la exigencia de santidad de un Dios Santo a una humanidad caída. Mata, porque produce muerte, ya que NADIE excepto Jesús, pudo cumplir con esas exigencias divinas.

La letra mata de dos maneras:

  1. Resulta en una muerte en vida. Ahí tenemos el ejemplo del mismo Pablo antes de conocer a Jesús. El pensaba que agradaba a Dios porque buscaba el cumplir con la letra de la ley, pero estaba muerto en sus pecados, como él mismo lo dice: (1 Timoteo 1: 13) “habiendo yo sido antes blasfemo, perseguidor e injuriador; mas fui recibido a misericordia porque lo hice por ignorancia, en incredulidad”
  2. Resulta en muerte espiritual eterna. Por su misma incapacidad de salvar, la letra (la ley exigida) enviaba a aquel que pretendía justificarse por el cumplimiento de la misma a la perdición eterna: (Romanos 10: 2, 3) “Porque yo les doy testimonio de que tienen celo de Dios, pero no conforme a ciencia. Porque ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios”

Entendiendo más sobre el propósito de la Ley

(Romanos 7: 9-11) “Y yo sin la ley vivía en un tiempo; pero venido el mandamiento, el pecado revivió y yo morí. Y hallé que el mismo mandamiento que era para vida, a mí me resultó para muerte; porque el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, me engañó, y por él me mató”

Es curiosamente paradójico que haya creyentes de índole judaizante que tengan la Ley como algo incluso superior a Cristo, y aún en cierto modo se avergüencen de ese Nombre, cuando fue Él, Cristo, el único que pudo cumplir con ese divino requisito indispensable de santidad, no tanto para sí mismo ya que era el Justo, sino para nosotros, los que esperamos en Él.

La Ley es muerte para el hombre natural, tanto si ese hombre es judío o es gentil. Fíjense en las palabras de Pablo. Él con humildad expresa que cuando llegó a ser consciente por el conocimiento de la Ley o mandamiento de que vivía en pecado, ese pecado, por el conocimiento de esa exigencia de Dios, cobró vida en él, y le mató.

La Ley le acusó ante Dios; la Ley le desnudó espiritualmente ante sí mismo y ante Dios, y le mostró como era él realmente: un pecador, y por tanto excluido de la gloria de Dios.

El mandamiento, o la Ley, es vida en sí mismo, pero es muerte para aquel que pretende cumplirlo en sus únicas fuerzas.

El pecado es inherente en el hombre natural, pero muchos no son conscientes de ello; por la Ley, el hombre llega a conocer su estado de muerte espiritual. La Ley revela lo que hay en el hombre.

Pero la Ley no conoce la misericordia. De ahí que mata. Mata, o más bien declara la muerte del hombre, quien es incapaz de cumplirla en sí o por sí mismo.

La Ley básicamente resume la exigencia de un Dios santo.

Recapitulando

Como hemos visto entonces, y a modo de recapitulación:

“la letra mata, mas el espíritu vivifica”:

La “letra” es la ley de Moisés en su calidad de exigencia de santidad, hacia un cumplidor externo de la misma, buscando el así salvarse, y obteniendo lo contrario: muerte.

El “espíritu” es el Espíritu Santo, el cual descendió para ratificar el nuevo pacto, y dar vida a los que reciben a Cristo a lo largo de los siglos.

Como puede verse, nada de todo esto tiene que ver con utilizar esa frase bíblica para escudarse en un posicionamiento de error doctrinal o de costumbre, acción u omisión, tal y como argumenté al principio.

¡SOLI DEO GLORIA!

Miguel Rossell

El Peligro de NO Juzgar

El Peligro de No Juzgar

Trataremos de responder varias preguntas:

  • ¿Será correcto juzgar conforme a las escrituras?
  • ¿Qué tal denunciar las falsas doctrinas?
  • ¿Y denunciar a los falsos maestros?
  • ¿Será correcto dar nombres?
  • ¿Denunciar a los apostatas?

Muchos cristianos aseguran que no se puede denunciar, que es incorrecto. Ellos aseguran que quienes denuncian “les falta amor y que en lo que juzgan, serán juzgados”. Pero, ¿qué dice la Biblia al respecto?

Un pasaje mal empleado es “No juzguéis, para que no seáis juzgados” (Mat 7:1).

Si solo leemos este versículo, sí parece decir que no podemos juzgar. Pero, estudiemos todo el pasaje porque para interpretar un texto hemos de considerar el contexto.

La frase no juzgar viene del gr. krino: hacer diferencia, discernir, condenar, decidir castigar, hacer juicio.

No juzguéis para que no seas juzgados – en el griego “condenados“. Es decir, la misma sentencia que damos, esa misma recibimos.

La razón para no juzgar está en el versículo siguiente:

Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido. (Mat 7:2).

Aquí la palabra empleada para juicio es el griego Krima, una variante de Krinos. Significa “veredicto que se hace en las faltas de otro”. La misma sentencia que das, es la que vendrá sobre ti.

Veamos el final de la frase “con la medida con que medís, os será medido”:

  • Con la medida: gr. metrón (de donde se deriva metro). Significa medida, porción.
  • Con que medís: implica medir una cantidad
  • Os será medido: medir de igual manera

Hasta aquí, parece que es prohibido juzgar pero sigamos con el pasaje:

¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo? (Mat 7:3).

Paja aquí se refiere a una ramita seca, siendo una metáfora de una falta y la frase “echas de ver” implica considerar, reflexionar con mucho cuidado. Jesús usa “viga”, refiriéndose a un tronco.

¿No has considerado que tú eres peor que aquel a quien juzgas? Es la pregunta de Jesús.

Jesús está haciendo un contraste metafórico de una falta igual que hicieron el acusado y el acusador: el acusador está haciendo juicio sobre una falta que él también cometió. El mismo pecado que está acusando, él la tiene en su vida.

Por tanto, ¿con qué calidad moral podemos tratar de sacar una falta que nosotros mismos hemos cometido? Esto es hipocresía (y más adelante lo dice). Es como el borracho que reprende al borracho.

Por lo cual eres inexcusable, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo; porque tú que juzgas haces lo mismo. (Rom 2:1)

¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano. (Mat 7:5).

Jesús dice aquí: ¡actor, hipócrita! Está rechazando la conducta hipócrita del acusador. Saca primero: límpiate primero de ese mismo pecado que condenas y que tienes. Saca ese tronco de tu ojo y la siguiente frase es clave en la comprensión del texto: y
entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.

Es decir, como consecuencia, verás bien. En el original dice: Verás claramente, recuperar la vista espiritual para sacar la paja del ojo de tu hermano.

Pregunta: ¿está prohibiendo Jesús juzgar en este pasaje? NO

Lo que él está condenando y reprobando es que se juzgue y se condene algo que nosotros mismos estemos haciendo o dejando de hacer.

Por ejemplo: es como si yo tuviera amargura contra alguien y llego a la iglesia a predicar del perdón; exijo que otros perdonen pero yo mismo no perdono. Estoy enjuiciando a la oveja pero estoy igual o peor de resentido. No tengo calidad moral para hacer esto.

Otro ejemplo sería que vengo a predicar sobre las finanzas y el diezmo. Doy un sermón y acuso de ladrones a los que no diezman, menciono Malaquitas y soy bien duro en el mensaje, pero resulta que yo mismo no diezmo. (Aprovecho aquí para decir que los pastores también debemos diezmar). No puedes predicar del diezmo si no diezmas. Sería hipócrita al hacerlo.

Juicios en la Iglesia: 1 Cor 5:1-11 Un caso de inmoralidad sexual.

De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aun se nombra entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de su padre. (2) Y vosotros estáis envanecidos. ¿No debierais más bien haberos lamentado, para que fuese quitado de en medio de vosotros el que cometió tal acción? (3) Ciertamente yo, como ausente en cuerpo, pero presente en espíritu, ya como presente he juzgado al que tal cosa ha hecho. (4) En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de nuestro Señor Jesucristo, (5) el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús. (6) No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa? (7) Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros. (8) Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad. (9) Os he escrito por carta, que no os juntéis con los fornicarios; (10) no absolutamente con los fornicarios de este mundo, o con los avaros, o con los ladrones, o con los idólatras; pues en tal caso os sería necesario salir del mundo. (11) Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis. (12) Porque ¿qué razón tendría yo para juzgar a los que están fuera? ¿No juzgáis vosotros a los que están dentro? (13) Porque a los que están fuera, Dios juzgará. Quitad, pues, a ese perverso de entre vosotros. (1Co 5:1-13).

En el v.1 leemos que se trataba de un caso de fornicación e incesto. ¡Qué vergüenza! Es la expresión de Pablo porque esto no se da ni entre gentiles.

Ante el v.2 algunos le dirían a Pablo que sacar a alguien de la iglesia es falta de amor.

En el v.3, cuando Pablo dice “ausente en cuerpo, pero presente en espíritu, ya como presente he juzgado al que tal cosa ha hecho”, está diciendo que él ha decidido disciplinar y castigar al que ha hecho esto. No se refiere de ninguna manera a desdoblarse o cosa parecida.

El reclamo de Pablo es que la iglesia de Corinto no había hecho nada. Ellos se jactaban de sus dones, hablaban en lenguas, pero tenían este pecado vergonzoso.

En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de nuestro Señor Jesucristo (1Co 5:4)

Como ya mencioné, esto no se refiere a esoterismo. Es una expresión para decir que “estamos de acuerdo, yo les apoyo”.

El tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús. (1Co 5:5)

¿Cómo es que los cristianos de hoy no tienen la capacidad de juzgar y de hablar claramente del tema de la disciplina del Señor?

Error de Pablo hubiera sido juzgar este pecado si él también hubiera estado en pecado, pero su vida era limpia, por tanto tenía la autoridad moral y el respaldo de Dios para excomulgar a este hombre; juzgarlo y como veredicto entregarlo a Satanás.

Cuando Jesús – con la mujer adúltera – les dice que “el que esté libre de pecado que tire la primera piedra”, ellos se fueron porque hacían lo mismo. Si yo estuviera manipulando a las ovejas para sacarles dinero no podría hablar contra este pecado, pero como no lo hago, tengo la autoridad moral para denunciar a los estafadores de los púlpitos.

Si Jesús en Mateo hubiese prohibido juzgar, ¿cómo habría dicho Mat 24 “cuídense de los falsos maestros: disciernan, vean, juzguen su mensaje para no ser engañados?

Veamos los siguientes versículos:

En Juan 7:20 dice que “Respondió la multitud y dijo: Demonio tienes; ¿quién procura matarte?”. Jesús, en el v.24 contesta: No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio”.

Jesús no está diciendo que no juzguen, está diciendo no juzguen mal. No se trata de callar y “dejárselo al Señor”. No podemos juzgar según las apariencias, sino bien sustentados.

Veamos este texto:

Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. 16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? (Mat 7:15-16)

Guardaos: en el original es “prestar atención a, tener cautela por, escuchar”. Jesús sí nos invita a juzgar rectamente, con justo juicio, juzgar los frutos, no las apariencias. Frutos, como ya lo he mencionado, no es llenar un auditorio.

En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie. (1Co 2:15)

Juzguemos según lo espiritual no por las apariencias.

Hay quienes por las apariencias juzgan el fruto de una iglesia, ven la calidad del auditorio de alguna mega iglesia, se impresionan por las riquezas y suntuosidad que ven y creen que Dios está con ellos por esto. No necesariamente el lujo refleja obediencia.

En Guatemala, en cierta Iglesia, estaban recogiendo la “ofrenda” (lo digo entre comillas, pero en realidad era el tiempo del robo) y empezaron a pedir de ciertos montos para arriba (¿desde cuándo se le dice a la gente cuánto dar?). Casi no pude creerlo cuando anunciaron que en el banco tal estaban dando créditos a los miembros de esa congregación. ¡Qué horror!, eso sí es manipulación. No juzgar y discernir que esto está mal, es caer nuevamente en el oscurantismo.

De los versículos favoritos que mencionan para impedir el buen juicio es el de David cuando dice que no puede tocar al ungido de Jehová. Sin embargo, en el original tocar se refiere a “agredir físicamente”. No confundamos “agredir físicamente” con “juzgar sus delincuencias”.

A muchos pastores les encanta que la gente se someta a ellos, pero… veamos el siguiente texto:

Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe. (Heb 13:7)

¿No dice acaso aquí que juzguemos su conducta? Entonces, imitamos su fe y nos sometemos a ellos. Pero si su conducta no es de Dios, cómo vamos a avalar sujeción.

He aquí, por tercera vez estoy preparado para ir a vosotros; y no os seré gravoso, porque no busco lo vuestro, sino a vosotros, pues no deben atesorar los hijos para los padres, sino los padres para los hijos. (2Co 12:14)

Este es un punto importante a considerar en la conducta de un pastor: ¿busca a las ovejas o busca lo material que tienen las ovejas?

No hace mucho una señora me contó que fue a un concierto “cristiano” y pagó un lugar VIP. Pues estando ahí adelante, “las hermanas” solteras le gritaban al cantante “Papacito, te amo, las quiero contigo”.

El cantante las miraba y se reía… ¿por qué él no detuvo esta conducta? La señora se tuvo que salir pues no resistió más lo que veía y escuchaba. ¿Qué sigue? es la pregunta en estos casos. ¿Será que falta poco para que se quiten sus prendas íntimas y se las tiran al hermano?

Juzguemos por favor este tipo de situaciones y hagamos algo al respecto.

Frutos: No podemos hacer de los milagros y los grandes eventos nuestra medida para juzgar. Hasta Judas hizo milagros. El anticristo hará que una estatua hable. Los brujos de San Martín hacen milagros y dicen “en el nombre de Jesús”. Ahora, ya tenemos “la virgen del colchón”: acá cerca en Sayula, Jalisco tienen un pesebre y cuando le iban a cambiar las sábanas dicen que quedó la “imagen del niño en el colchón”, pues ahora le están ofreciendo flores al colchón.

Ya tendremos el santo del zapato, la virgen de la lámpara y la virgen de la llanta del camión. Con lo milagroso la gente juzga mal, creyendo que es Dios quien los está apoyando.

¿A qué fruto se refería Jesús? En el contexto se refiere a la doctrina (conjunto de enseñanza) El usó la palabra griega carpos, refiriéndose a frutos de la nueva naturaleza.

¿Cómo vivía Jesús? Esto nos da una medida correcta, después de todo, él es nuestro modelo.

En Gálatas también se usa la palabra carpos: amor, gozo, paz, paciencia, bondad, fe, templanza, dominio propio. Estos son evidencias de que estamos llenos del Espíritu. No se trata de milagros ni de estadios llenos.

Juan 15 también habla de frutos.

Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. (2) Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. (3) Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. (4) Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. (5) Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. (Juan 15:1-5)

Sin él nada podemos hacer: refiriéndose a dar frutos espirituales, no a hacer grandes conciertos.

Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. (1Jn 4:1)

¿No es acaso aquí probad: juzguen, disciernan, vean?

Más os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos. (Rom 16:17)

Aquí no solo se nos advierte a juzgar, sino también a apartarnos de los tales.

Por último: ¿Es bíblico dar nombres?:

Más evita profanas y vanas palabrerías, porque conducirán más y más a la impiedad. (17) Y su palabra carcomerá como gangrena; de los cuales son Himeneo y Fileto, (18) que se desviaron de la verdad, diciendo que la resurrección ya se efectuó, y trastornan la fe de algunos. (2Ti 2:16-18).

Aquí Pablo menciona nombres. El Espíritu Santo permitió esto y que nosotros hasta hoy leamos estos textos.

Se imagina que usted sea testigo de un robo en un banco y que al interrogarle la policía usted les diga: “en nombre del amor y paz, se dice el pecado pero no el pecador, no quiero problemas, no hay que juzgar… mejor no vi los hechos”? Solo los tibios y cobardes le tienen miedo a las represalias.

  • David adulteró y asesinó: ¿entonces por qué se predica de este texto y mencionamos su nombre? Nadie enseña de esta historia diciendo: “había un rey que mató y adulteró”.
  • Moisés le pegó dos veces a la roca: se menciona con nombre y predicamos de esto. No decimos “había un hombre que desobedeció a Dios y…”. No, sino que lo mencionamos por nombre.
  • Gal 2 – Pablo resistió a Pedro cara a cara. Dice que era de condenar: de reprobar su hipocresía. ¿Cómo iba a obligar a los gentiles a judaizarse? “Lo reprendí cara a cara delante de todos” dice el texto.

No hace mucho, en el tiempo de oración del culto un hombre empezó a orar a gritos. Pues yo públicamente le regañé, esa no es la forma de orar en mi congregación. Si no es válido reprender públicamente: ¿por qué Pablo lo hizo?

Yo he escrito a la iglesia; pero Diótrefes, al cual le gusta tener el primer lugar entre ellos, no nos recibe. (10) Por esta causa, si yo fuere, recordaré las obras que hace parloteando con palabras malignas contra nosotros; y no contento con estas cosas, no recibe a los hermanos, y a los que quieren recibirlos se lo prohíbe, y los expulsa de la iglesia. (3Jn 1:9-10)

Otro de los tantos nombres mencionados en el Nuevo Testamento.

Jud 1:11 ¡Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín, y se lanzaron por lucro en el error de Balaam, y perecieron en la contradicción de Coré.

En conclusión, sí se puede juzgar, debemos hacerlo bien (no viendo las apariencias, sino el fruto) y hay peligro en no hacerlo.

“El peligro de no Juzgar” – Chuy Olivares

¿Qué es la sana Doctrina?

Tomado de Los Fundamentos de la Vida Cristiana

Sana DoctrinaHoy en día mucho se habla de la doctrina, más específicamente, de la sana doctrina. Pero ¿Qué es la sana doctrina? ¿Por qué es tan importante lo que creemos? ¿Por qué tenemos que poner tanto énfasis en la doctrina? ¿Qué tiene que ver la Sana Doctrina con nuestra vida cotidiana? ¿Cómo influye esta?

Primero, la palabra “doctrina” simplemente quiere decir  “enseñanza”, y la Palabra de Dios es esencialmente la enseñanza de Dios el Creador a nosotros Sus criaturas. Es llamativo que haya personas las cuales dicen que “no es importante la doctrina”. Pero, ¿será esto así a la luz de las Escrituras?

De ninguna manera, ¿Por qué? Principalmente porque la doctrina que creemos determina si somos salvos del pecado o no.

Pablo escribe en Romanos: “Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados; y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia.” Romanos 6:17-18

Los cristianos de Roma habían dado una obediencia de corazón al evangelio de la gracia al que habían sido encomendados, incluyendo toda la doctrina que Pablo enseña en este Carta. La doctrina correcta debería conducir a un deber correcto. Respondiendo a la verdad de que habían sido libertados del pecado vinieron a ser siervos de justicia.

La frase libertados del pecado no significa que ya no tenían una naturaleza pecaminosa. Tampoco significa que no cometiesen ya actos de pecado. El contexto muestra que se está refiriendo a liberad del pecado como el poder dominante en la vida.

También en las cartas pastorales el apóstol dice: “Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.” 1 Timoteo 4:16

La integridad de un líder piadoso se resume en su santidad personal y su enseñanza pública. La perseverancia en predicar la verdad y vivir esa verdad, siempre acompaña a la idea de una conversión genuina.

El apóstol Juan en su segunda Carta nos dice: “Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo.” 2 Juan 1:9

Cuando Juan dice Cualquiera que se extravía, y no persevera en doctrina de Cristo, se refiere a los falsos maestros. Extraviarse aquí es transgredir, ir más allá de los límites definidos (1Co.4:6). Esto es lo que hacen las sectas y movimientos falsos: pretenden tener nueva luz, nuevas revelaciones y enseñar doctrinas que Dios no ha revelado en Su palabra.

Dos principios útiles para reconocer un movimiento sin Sana Doctrina es viendo su manejo con las Escrituras. Hay quienes dicen que la Biblia no es la palabra de Dios, sino que esta contiene la Palabra de Dios. Cuidado allí. Estas personas seguramente son liberales. El otro extremo son aquellos que afirman la autoridad de las Escrituras, pero también tienen la “revelación del ungido”. Esto es característico en los carismáticos. Los liberales niegan la supremacía de la Escritura. Y los carismáticos socavan su suficiencia. En palabras de Apocalipsis 22:18-19. Los liberales “quitan” y los carismaticos “añaden” a la revelación final dada por Dios, su santa palabra.

Estos no se mantienen en los límites de la revelación cristiana ni perseveran en la doctrina de Cristo, lo que significa las enseñanzas que Cristo mismo dio. Podría también significar todo lo que la Biblia enseña acerca de Cristo.

Asimismo otro principio que nos deja el apóstol Juan, es cuando enfatiza en el versículo 9 que un sectario puede pretender conocer a Dios, pero si no cree en la absoluta deidad y humanidad del Señor Jesús, no tiene a Dios en absoluto. Esta es una doctrina esencial del cristianismo. Quien niega esto de seguro no es cristiano. “Porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis.” Jn.8:24 (Comp. Jn.8:58; Ex.3:14)

Viendo en el libro de los Hechos, contemplamos como los primeros discípulos perserveraban en la Sana Doctrina de los apóstoles. (Hch.2:42). Esta es la esencia de la Sana doctrina: Las enseñanzas de los apóstoles y profetas bíblicos, fundamentadas en Jesucristo. Las cuales fueron dadas en las Escrituras una vez y para siempre. (1Co. 3:11; Ef.2:20; Jud.1:3)

Esto es tan significativo, que nuestras vidas cotidianas deben ser nutridas con la Sana Doctrina. Pablo dice en 1 Timoteo 4:6 “Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido.”

La alimentación continua con las verdades de las Escrituras es esencial para la salud espiritual de todos los cristianos (2Ti.3:16-17). Aquí “las palabras de la fe” es una referencia general a las Escrituras, la verdad revelada de Dios. “Buena doctrina” indica el tipo de teología que enseñan las Escrituras.

Otra causa por la cual es necesaria la Sana Doctrina es para beneficiarnos de su uso, aprendiendo a manejar bien la Palabra de Dios para ser obreros aprobador de Dios. “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.” 2 Timoteo 2:15

Dios nos manda constantemente a ocuparnos o retener la Sana Doctrina.

“Así que, hermanos, estad firmes, y retened la doctrina que habéis aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra.” 2 Tesalonicenses 2:15

Esta exhortación directa fue un llamado a tener la respuesta correcta a las grandes verdades sobre las cuales acaba de escribir Pablo. En lugar de agitación deberían experimentar fortalecimiento y firmeza en su vida cristiana. En lugar de aceptar enseñanzas falsas deberían adherirse con fidelidad a la absoluta verdad.

Pablo a traves de sus cartas pastorales habla mucho de la Sana Doctrina y de la manera en que el cristiano debe enfatizar, guardar, ocuparse y retener a la misma. (1Ti.4:13; 2Ti.1:13) Si la doctrina no es importante como dicen, ¿Por qué Pablo nos habla tanto de ella a través de sus cartas?

El apóstol le dice a su discípulo Tito: “Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina.” Tito 2:1

“Sana” significa saludable y es una palabra que Pablo utiliza nueve veces en las epístolas pastorales (cinco veces en Tito), siempre en el sentido de que la verdad produce bienestar y crecimiento espiritual.

Contrariamente es lo que sucede con la enseñanza falsa la cual menciona en su segunda carta a Timoteo: “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.” 2 Timoteo 4:3-4

Esta es una profecía que señala que en los postreros tiempos, o sea en estos tiempos. Los hombres rechazaran la Sana Doctrina. El apóstol prevé un tiempo cuando la gente exhibirá una repugnancia evidente hacia la enseñanza saludable. Se apartaran de forma voluntarista de aquellos que enseñan la verdad de la Palabra de Dios.

Tendrán comezón de oír doctrinas placenteras, agradables, cómodas a su carne. Para satisfacer su concupiscencia por doctrinas novedosas y gratificantes. Apartaran de la verdad el oído de una manera que sacrificaran la verdad por las fabulas, esta última se refiere a las falsas ideologías, filosofías y perspectivas presentadas en una gran diversidad de formas, que se oponen a la doctrina sana.

Lamentablemente no es lo peor. Lo peor es que la consecuencia de no tener la Sana Doctrina es la abertura y exposición directa hacia la apostasía. Si uno se aparta de la Sana doctrina se abre a todo tipo de pecado y da muestra de que no ha sido salvo.

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios.” 1 Timoteo 4:1

La apostasía es la caída del fundamento de la fe. Figurativamente es el divorcio de la verdad y el compromiso con el error. Doctrinas de demonios, son doctrinas inspiradas por demonios. No necesariamente un apostata se convierta en ateo. Mayoritariamente estos mantienen una sutil apariencia de piedad, pero su doctrina se encuentra contaminada. La hecho de apostatar y/o mantenerse en la apostasía tiene consecuencias de condenación eterna. (2Ts.2:11-12; Hb. 6:4-6; 10:26-27; 2P.2:1-3)

Dios clasifica a los que se oponen a la Sana Doctrina con los demás pecadores que lo rechazan según 1 Timoteo 1:10, “…para los fornicarios, para los sodomitas, para los secuestradores, para los mentirosos y perjuros, y para cuanto se oponga a la sana doctrina.”

Muchos que se encuentran defendiendo falsas doctrinas suelen llamar “divisionarios” a aquellos que los exhortan e instan al arrepentimiento y regreso a la suficiencia escritural. Pero no se dan cuenta que aquellos que se apartan de la Sana Doctrina son los divisionarios, y no quienes los reprenden. Llega un momento donde debemos apártanos de los que causan divisiones en contra de la Sana Doctrina.

“Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos.” Romanos 16:17

La solución de Dios a alguien que se encuentra en la apostasía, en falsas doctrinas, es apartarse de dichas personas y consecuentemente de dicha iglesia y buscar un lugar donde se lo alimente espiritualmente con la Sana Palabra de Dios. Si bien no existen iglesias perfectas. Si existen iglesias sanas doctrinalmente que anuncian todo el consejo de Dios. (Hch.20:27)

“Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales.” 1 Timoteo 6:3-5

HE SANA DOCTRINA

La importancia de la Doctrina

1322. διδαχή didajé; de 1321; instrucción (el acto o la material):—doctrina, enseñanza, enseñar.

¿Qué importancia tiene la doctrina en la vida del cristiano? Tiene la gran importancia en hacer o no hacer la voluntad de Dios. A través del capítulo 7 de Mateo, en las palabras de Jesús. Vamos a ver lo significativo que es saber donde se está parado.

“Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.” Mateo 7:13-14

La biblia muestra que solo hay dos caminos y dos puertas para entrar en el reino de los cielos. (v21) Muchos han interpretado que la puerta estrecha y el camino angosto son los evangélicos y que le puerta ancha y el camino espaciosos son las religiones falsas. Si bien es una interpretación. Dentro de la Iglesia evangélica también existen estas dos puertas. La primera es para aquellos que quieren el conocimiento de la verdad, arrepentimiento, sumisión a Cristo como Señor, el deseo de obedecer su voluntad y su palabra en cualquier dificultad, su recompensa es la vida. Y la otra para aquellos que desean el camino fácil, enseñanzas seductoras, terrenales, palabras halagüeñas y sin cruz. Muchos son los que andan en ella con la desventaja que lleva a la perdición.

“Hay camino que al hombre le parece derecho;

Pero su fin es camino de muerte.” Proverbios 14:12

“Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros. Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenal.” Filipenses 3:17-19

La vida cristiana tiene un coste, las enseñanzas que escuchamos tienen mucho que ver con nuestro futuro y nuestro destino.

“Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis.” Mateo 7:15-20

Estos falsos profetas engañan haciéndose pasar por pastores verdaderos. Promueven la puerta ancha y el camino espacioso. Diluyen la verdad hasta el punto que “No queda suficiente para hacer sopa para un saltamontes hambriento.” C. H. Spurgeon Pueden hacerse pasar como genuinos con su biblia en la mano, su locuacidad, carisma, etc. Y así engañar a los inmaduros, inestables y a los crédulos.

“Nada impide tanto a los hombres pasar por la puerta estrecha y llegar a ser verdaderos seguidores de Cristo, como las doctrinas carnales, apaciguadoras y halagadoras de quienes se oponen a la verdad. Estos pueden conocerse por el arrastre y los efectos de sus doctrinas.” Matthew Henry

La Fe no es ingenua

“El simple todo lo cree;

Mas el avisado mira bien sus pasos.” Proverbios 14:15

“Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.” 1 Juan 4:1

Los frutos que se hacen referencia es la doctrina que enseñan los lobos vestidos de ovejas. Sus enseñanzas los traicionan.

“Un árbol o planta producen fruto según su carácter. Los espinos no pueden producir uvas; los abrojos no pueden producir higos. Todo buen árbol produce buenos frutos. Y el árbol malo produce malos frutos (Tanto en lo natural como espiritual). La vida y la enseñanza de los que pretenden hablar de parte de Dios deberían ser puestas a prueba por la Palabra de Dios.” William McDonald

El destino de ellos, como quienes los siguen es ser echados en el lago de fuego (v19) y su sentencia es “destrucción repentina”

“Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado” 2 Pedro 2:1-2

“Que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán.” 1 Tesalonicenses 5:3

¿Cómo se donde estoy parado?

El Señor dejo promesas en cuanto a aquellos que querían conocer de todo corazón la verdad.

“El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta.” Juan 7:17

“Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad.” Juan 16:13ª

“Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” Juan 8:32

Los tres versículos se inhalan uno con el otro: Voluntad de Dios – Espíritu – Doctrina – Verdad.

“Hay aquí una hermosa promesa para todo aquel que busque fervientemente la verdad. Si alguien es sincero y verdaderamente quiere saber qué es la verdad, Dios se la revelará. La obediencia es el órgano del conocimiento espiritual. El Espíritu guía al pueblo de Dios a toda verdad – registrada a través de los apóstoles (bíblicos) en el NT – por medio de las escrituras.” William MacDonald

“No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.” Mateo 7:21-23

Estos versículos son los más fuertes de la biblia. Estos individuos tenían una fuerte devoción piadosa externamente, La mención doble de Señor, Señor en hebreo caracteriza lo serio del tema. Hasta seguramente habrán sido ministros que utilizaron el nombre del Señor para hacer señales y milagros. Sin embargo no hicieron la voluntad de Dios (v21). No enseñaron correctamente la palabra, se desviaron y enseñaron falsas doctrinas.

“Dado que mucha gente enseña de manera errada, hay una tendencia a preguntarse, entonces, ¿cómo tanta gente puede estar equivocada? Además, ellos hacen cosas tan buenas, las cuales parecen estar tan bien. Por ejemplo, ellos profetizaron, echaron fuera demonios, e hicieron muchos milagros. Y ellos hicieron estas cosas en tu nombre. Surge la pregunta. ¿Cuál sería una evidencia de autoridad más grande que estas cosas? Recuerden que Cristo ha estado interpretando la ley para ellos y que la ley era muy clara en el sentido de que la Palabra de Dios es superior a cualquier milagro. Además, aunque se cumpliese la señal que anunciaba, tenía que ser rechazado y ejecutado, si el mensaje que transmitía no estaba de acuerdo a la Palabra de Dios (Dt 13).” Nuevo comentario bíblico ilustrado Ilumina

Se cumple lo que dijo el Señor:

“Porque se levantarán falsos Cristos (ungidos), y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.” Mateo 24:24

“Inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.” 2 Tesalonicenses 2:9-11

La paga de la rebelión contra la ley de Dios será el castigo eterno, aunque profesen que lo conocen íntimamente, será en vano.  Aquel día el Señor les dirá: “Nunca os conocí, apartaos de mí hacedores de maldad”

Todo por no enseñar una sana doctrina, auto engañarse y apoyarse en los milagros, señales, riquezas, etc. No cumpliendo la voluntad de Dios.

“Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.” 1 Timoteo 4:16

“Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales.” 1 Timote 6:3-5

“Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina. Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas.” Mateo 7:24-29

En el final del sermón se aprecia la condición para una vida cristiana verdadera. La parábola de aquel hombre que hizo su casa fundamentado en la roca, que es Cristo. Y el hombre que se dejo llevar por la superficialidad y exterioridad de cualquier enseñanza lejos del Señor y se fundamento en la arena. Los dos tuvieron diferentes resultados eternos tras las pruebas de la lluvia, ríos y vientos. Uno fue exaltado por prudente, sensato, juicioso, cauteloso. Y otro fue avergonzado y considerado como insensato, necio, imprudente, ignorante.

“Cristo está puesto como cimiento y toda otra cosa fuera de Cristo es arena. Algunos Construyen sus esperanzas en la prosperidad mundanal; otros, en una profesión externa de religión. Sobre estas se aventuran, pero esas son todo arena, demasiado débiles para soportar una trama como nuestras esperanzas del cielo. —Hay una tormenta que viene y probará la obra de todo hombre. Cuando Dios quita el alma, ¿dónde está la esperanza del hipócrita? La casa se derrumbó en la tormenta, cuando más la necesitaba el constructor, y esperaba que le fuera un refugio. Se cayó cuando era demasiado tarde para edificar otra. El Señor nos haga constructores sabios para la eternidad.” Matthew Henry

Los cimientos en donde estemos parados y fundamentados serán por los cuales el Señor nos considerara prudentes o insensatos.

“Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas (bíblicos), siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo.” Efesios 2:20

Es en esto en lo cual nos debemos basar. La sana doctrina. La piedra que es Jesús y el fundamento de los profetas y apóstoles (bíblicos) en la palabra de Dios son nuestro estandarte. Comer de allí es nuestra prioridad para madurar. Estudiar bajo la dirección del Espíritu Santo las escrituras, buscar comentarios bíblicos, concordancias, y obviamente una vida de oración, disipara cualquier tiniebla en el camino. La revelación doctrinal ya fue dada, el fundamento puesto. “Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.” 1 Corintios 3:11. El canon está cerrado con Apocalipsis. Nuestra parte está allí. Y nuestra principal meta y/o objetivo, es cumplir con la voluntad de Dios.

En cuanto a los que edifican en la arena, dejo una profecía de parte de Dios a un siervo suyo llamado David Wilkerson que escribió el libro “La visión” en el año 1975. Marco una serie de sucesos que se cumplen día a día. Un varón respetable, piadoso que realmente dejo todo por Cristo.

“Los hombres preferirán las falsas doctrinas y las nuevas ideas en vez de la verdad de la Santa Palabra de Dios. Se amontonaran en derredor maestros que ofrecerán nuevos pensamientos y revelaciones. Hombres y mujeres acudirán a las profecías y enseñanzas de hombres, antes que prestar atención a las doctrinas de la verdad. Escucharán a espíritus seductores y a doctrinas de demonios. Nos hallamos frente a una de extremos de evangelios, en la cual los hombres buscadores, que tiene comezón de oír, se irán tras ministros que se presentan como ángeles de luz, pero que en realidad están predicando herejías. Las nuevas doctrinas usaran el nombre de Jesús liberadamente y estarán adornadas con aderezos de ascetismo, abnegación y fuerza de voluntad.” La visión, p56 David Wilkerson

Esto tiene respaldo bíblico:

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” 1 Timoteo 4:1

“Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.” 2 Timoteo 4:3

“Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.” 2 Corintios 11:13-15

La biblia es clara en cuanto aquellos que se tomen la Palabra de Dios ligeramente para enseñarla.

“Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos mayor condenación.” Santiago 3:1

“Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.” Apocalipsis 22:18-19

“Estas no son las primeras advertencias en ese sentido (cp. Dt 4:2; 12:32; Pr. 30:6; Jer 26:2). Las advertencias en contra de alterar el texto bíblico constituyen la clausura del canon del NT. Cualquier persona que se atreva a manipular la verdad con su falsificación, mitigación, edición o interpretación equivocada, acarreará en su vida los juicios descritos en estos versículos.” John MacArthur

Es tu responsabilidad y la mía, conocer en qué y quien creemos, discernir lo que escuchamos y Poner en práctica lo que sabemos. Son los últimos tiempos, son tiempos peligrosos, en los cuales se tienen que levantar verdaderos adoradores en Espíritu y en Verdad. Volver a los fundamentos doctrinales de la escritura, velad y orad. Vivir en santidad por y para Cristo. Más cuando se acerca nuestro advenimiento, nuestra redención total en el arrebatamiento. Es serio, muchos juegan con nuestra vida, con nuestra Fe. Y nos quieren engañar haciéndonos pensar que nada de esto ocurre ni va a ocurrir. Y así embaucarnos por la eternidad. Que Dios los bendiga y los guarde.

Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo. Colosenses 2:8

“Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.” Juan 10:27-28

¿Es pecado la transfusión de sangre?

Los testigos de Jehová son famosos por qué no permiten la práctica de transfusión de sangre, ellos prefieren que se mueran sus hijos, sus parientes antes de donar sangre.

Esta Teología falsa de esta denominación le ha costado la vida a miles de personas en el mundo, que estando en estado de coma no pudieron recibir una transfusión de sangre por motivos doctrinales que no van ni con Dios, ni con la biblia.

Convengamos que la Interpretación de su “biblia” esta acomodada a su manera. Hay más de 350 errores doctrinales dentro de ese escrito.

Para ellos el ser humano no tiene alma. El cuerpo es el alma. Pablo escribe lo contrario. Remarcando cada parte de nuestro ser.

1 tesalonicenses 5:23
“Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.”

Niegan la existencia del alma, y cuando la persona muere la vida se acaba y no hay ningún lugar donde ir. “El testigo de Jehová va al paraíso, y el incrédulo duerme eternamente” –Mentira – Jesús dijo lo contrario.

Mateo 10:28
“Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.”

Cosas que no creen:

1) infierno
2) Cristo no es Dios (solo hijo de Dios y arcángel miguel – blasfemia)
3) Deidad del espíritu santo
4) Cristo no vuelve ni habrá arrebatamiento. (Según las fechas que dieron sus “profetas” Cristo ya vino y está gobernando)

Sobre la transfusión de sangre se basan en estos versículos:

Levítico 17:11
“Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación de la persona.”

Ese mismo versículo denuncia su falsa doctrina, el poder de la sangre es de expiar, o sea quitar del medio al pecado para expiar el alma.

Levítico 17:12
“Por tanto, he dicho a los hijos de Israel: Ninguna persona de vosotros comerá sangre, ni el extranjero que mora entre vosotros comerá sangre.”

Claramente habla de la prohibición de injerir alimentos con sangre de animales al pueblo de Israel. ¿Tiene que ver esto con la transfusión de sangre? Absolutamente NO

Ellos entienden que en el momento que alguien le transfiere sangre a otra persona, está tomando el lugar de Dios dándole vida al otro. Y el lugar de Dios no debe ser atribuido por nadie.

Sin embargo Jesús dijo:

Juan 15:13
“Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.”

Si la vida está en la sangre, entonces negarle vida a una persona seria un pecado. Y no al revés

No hay ningún justificativo doctrinal para prohibir la transfusión de sangre.

Nosotros somos salvos mediante una transfusión de sangre espiritual. La sangre quedo corrompida en el momento del pecado de Adán. Pero cuando Jesús derramo su sangre, al arrepentirnos y creer, nuestra sangre quedo pura y por eso nacimos de nuevo. La doctrina de ellos posibilita que miles de personas se mueran pudiendo ser salvas o por lo menos que vivan un poco más de tiempo.

La ignorancia ciega. Y sin dudas también mata.

Hasta el último round II

Si José hubiera tirado la toalla hoy nunca Israel seria lo que es. O talvez Tendría que venir todo por otro lado. No podría haber sido de ejemplo. Sin embargo vemos en su vida una lucha terrible hasta alcanzar la voluntad de Dios para su vida. Pero con la victoria como estandarte.

José. Joven común y corriente el cual peleaba por cumplir lo que Dios queria en su vida. Menor de doce hermanos. Los cuales lo despreciaban hasta el mismo límite de tirarlo a una cisterna y venderlo a unos comerciantes camino a Egipto. José sufrió los desprecios de sus propios hermanos, de gente la cual no conocía, y hasta la tentación de una mujer que se quiso acostar con el para tener relaciones sexuales.

Pero vemos en José un espíritu de esperanza, un espíritu de Fe, sobre aquello que Dios le había mostrado. ¿Quién no tiene sueños?  ¿Quién no tiene metas o expectativas? Todos los seres humanos los deberían tener al menos. Pero lo mas importante no es lo que vos quieras sino lo que Dios quiere. Su voluntad es mi sueño.

Cuando uno sabe quien es y hacia donde se dirige a través de la guía del Espíritu Santo, y cuando uno acata lo que viene de Dios, puede ir de su mano peleando hasta el último round.

La suma de la convicción de José y el plan de Dios para su vida hizo que este llegase adonde Dios le habia mostrado. ¡José fue una bendición siempre! Todo lo que hacia lo hacia prosperar, José hallaba gracia ante los ojos de un Guardia cárcel. José llego a ser gobernador de Egipto, segundo bajo faraón, le dio a comer a sus hermanos en épocas de gran hambre y siempre mediante las pruebas fue convincente en lo que Dios le había dado, su favor y la gran promesa que había sobre el y su generación. ¡Como todos los que amamos al Señor!

David. Hombre conforme al corazón de Dios. Joven con olor a ovejas, despreciado por sus hermanos y su padre. Creo sinceramente que cuando Samuel llego a la casa para ungir uno de los hijos de Isai para ser el futuro rey, (a David ni siquiera lo llamaron). David se llego a sentir el último orejón del tarro. Sin embargo, David desde ese día no fue el mismo. Después de esa unción se movió en la vida como lo que era. ¿Pero crees que le fue fácil llegar a ser rey? ¿Crees que no sufrió? David recibió marcas y afrontas sobre su vida, luego de vencer al mismo Goliat, sufrió una persecución implacable de Saúl. Luego fue levantado rey.

David se enfrentó con osos, con leones, con filisteos, con ejércitos. Paso angustias, paso miedo. Pero tenia algo que lo diferenciaba, tenia a Dios de su lado. La vida de David fue golpe tras golpe, hasta llegar al cinturón de campeón, de rey. Aunque casi pierde el cetro, Se mantuvo firme en lo que el era en  Dios, y lo que podía hacer con ello. El escritor de la mayoría de los salmos, en donde manifiesta todo los momentos de su vida, a través de la angustia, la alabanza, y la victoria.

El mismo señor Jesús mantuvo una lucha con Satanás cara a cara. Pero a través de los golpes de la palabra y el: “Escrito está” (Mateo 4:1-11) Lo venció irreversiblemente. Jesús vencería hasta la muerte. El hijo de Dios es el claro ejemplo a través de toda su vida lo que es la lucha en el ring de la vida. Con el propósito de afectar a los demás y mostrarles el camino a la vida eterna.

 Y volviendo a Timoteo nuevamente, alguien que muchas veces abra pensado tirar la toalla, al no tener voto de ninguno de sus pares, al sentirse despreciado sin respaldo. Por eso pablo le escribe: “Que nadie tenga en poco tu juventud” (1 Timoteo 4:12). Y eso también entra para nosotros hoy en día. Que nadie tenga en poco nuestra juventud. Seamos ejemplo de Jóvenes que sabemos a donde vamos, de jóvenes que tienen un camino, un destino y mucho fruto para dar de parte de Dios para glorificar a Cristo.

Si leíste hasta acá quiero que sepas que Dios tiene en nuestras vidas un plan, una voluntad única y perfecta. Si, tal vez lo sabias. Pero esta bueno que te lo haga recordar. Abro mi corazón para compartirte y decirte que sigas hasta el último golpe, hasta la última gota, si así fuesen sangre y lagrimas.

Y quiero que sepas que nuestro mayor entrenador es el señor Jesús, Él es quien esta al costado del ring y nos dice ¡vamos, un golpe más! ¡Ya lo tienes! ¡El, ella, las circunstancias no pueden contra ti! ¿Tienes sed? Ven a mí. ¿Estas cansado? Ven a mí. ¿Estas golpeado? Ven a mí. ¡Te doy las fuerzas! Ponete otra vez los guantes. Pero, ¡por favor sigue peleando mi campeón!, ¡hasta el último round!, ¡ya tenemos la victoria!

Hasta el último round I

La vida esta llena de pruebas, la vida esta de llena peleas, la vida esta llena de rounds que como en el deporte uno tiene que seguir hasta el ultimo round.

La vida de un cristiano no es la excepción, mas cuando uno es joven, o por lo menos interiormente lo sigue siendo, durante el lapso que estemos en esta tierra habrá complicaciones, habrá tormentas, habrá luchas, pero también sepamos, que Dios traerá la Paz, traerá la apacigüedad, la fuerza, el poder y las herramientas para que ello no se vuelva a nosotros.

El Apóstol  Pablo le escribe a un joven Timoteo en una de sus cartas, en la primera carta a Timoteo una serie de consejos, una serie de cosas que lo ayudaran a que no caiga su semblante, que no se sienta menos que nadie y que pueda combatir hasta el ultimo round a través de la Fe.

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre. Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.” 1Timoteo 6:11:12

 

El apóstol le marca huye de estas cosas… Principio capitulo 6:

 (Falsas doctrinas, vanidad, envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, necedad, codicia y todas las inmoralidades en este mundo)

Después le marca 6 principios importantísimos en nuestras vidas, Le dice: Sigue

 

 1) La justicia

2) La piedad

3) La Fe

4) El Amor

5) La paciencia

6) La mansedumbre

 

“Pelea la buena batalla de la Fe” “Echa mano de la vida eterna” Luego le finaliza diciendo: “habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.”

 

Esto es importantísimo, Pablo le dice, le confirma, que a través del seguimiento de estas cosas, será de ejemplo delante de muchos testigos, que hermoso saber que cuando Dios esta en nuestro corazón y seguimos sus principios, El mismo nos hace demostrar su presencia y existencia en nosotros hacia los demás.

Siempre digo que, el dia que no testifiquemos a los demás con palabras será con hechos.

Mis compañeros siempre me hacían acordar de lo que había hecho con ellos en el pasado: me decían “Ezequias ya no sos el de antes, te acordas cuando hacíamos esto y lo otro” y un dia me sorprendió lo que me dijo un muchacho el es ateo hasta la legua.

Este muchacho me dijo así: “Ezequias, Dios te salvo”  “Dios te salvo” se cumplió la palabra, El fue un testigo de lo que hace Dios en una vida, aun así sea la mas pecadora, Dios redime a través de la sangre de Jesucristo, hace una obra sobrenatural en el nuevo nacimiento y nunca mas somos iguales. Testificamos delante de muchos testigos. Yo le respondí ¡Amen! Luego, a ese muchacho yo le hable de Jesús, era muy duro en su corazón, igual así y todo le hable, y se que la palabra de Dios no vuelve vacía, no solo escucho sino que también vio, y sin querer también lo reconoció, escucho la única verdad, y se que esto un dia va a fructiferar, siempre sabrá que hay un Dios, que cambio a alguien metido en un montón de pavadas y hoy esta escribiendo esto, una persona que sirve a Jesús con todo su corazón.

¿Qué te impide hacerlo? ¿Qué te impide hablar? ¿Qué te impide ser de ejemplo? ¿Qué te impide seguir al señor?

Te digo esto: ¡Golpea, golpea, golpea contra las circunstancias! ¡Contra aquello que no puedes solo, pide ayuda! ¡No tengas temor! ¡Pero Golpea!

En el próximo devocional vas a leer algunas de las historias de personajes bíblicos quienes golpearon hasta el último round, no se rindieron y Dios los recompenso por su fidelidad.

No te vas a ir de esta vida sin dar frutos.

Aprendiendo a los pies del maestro

Un maestro como se conoce hoy, es aquella persona capacitada para educar a sus alumnos en cierto ámbito de estudio.

Todos hemos tenidos maestros, de todos nos llevamos algo, bueno, malo, regular, pero en fin algo que nos los hace recordar, es inevitable.

Los maestros simplemente cumplen esa función, ellos toman horas, y esas horas se dirigen a su ámbito de trabajo, a enseñar, a transmitir de sus conocimientos, siempre teniendo en cuenta que a fin de mes cobraran su sueldo.

Ahora me pregunto, ¿Hay un maestro que trabaje las 24hs?

Yo te respondería que no, nadie trabaja más de 8hs. Es una locura.

Pero si hay alguien que esta dispuesto a cubrir esas 24 horas, con la gran diferencia que lo que transmite siempre es bueno, fresco, agradable, el no toma horas, esta disponible siempre, ¡En todo momento! El no esta esperando un sueldo a fin de mes, es más el recompensa la obediencia con bendición. Maestro más agradable y bueno, no he conocido.

Nuestro maestro se llama Jesús, su inteligencia no es terrenal, su sabiduría es celestial. Nosotros siempre durante el transcurso de nuestra vida podremos aprender constantemente, pero siempre en sentido horizontal, Cuando involucramos a la sabiduría de El, la cual es vertical, porque proviene de Dios. No nos la revela carne ni sangre. Esto nos da una mezcla muy gratificante.

En la palabra encontramos un pasaje donde se encontraban dos mujeres. Una Marta, la otra Maria que habían recibido al señor en su casa. Marta preocupa por los quehaceres habituales de la casa estaba en su mundo, mientras que Maria, tranquila. Se había sentado a los pies del señor a escucharlo atentamente. Marta se le queja a Jesús reprochándole ¡que le diga algo! ¡Por lo menos que me ayude! A lo que Jesús le responde:

“Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.” Lucas 10:42Imagen

 

¡Maria eligió la mejor opción! Si ella se levantaba a ayudar a su hermana jamás podría haber escuchado al maestro. ¡Adquirir su sabiduría, la cual no le será quitada!

Muchas veces nosotros preocupado por las cosas a nuestro alrededor dejamos pasar tiempo, tiempo que podríamos haber aprovechado para escuchar a nuestro señor, sea mediante su palabra, estudiandola, escuchando sermones, orando, meditando ¡Nos perdemos de esa palabra para nosotros! ¡Sabiendo que eso es lo que mas necesitamos! Sepamos que la mejor decisión que podemos tomar es estar atentos a lo que nos dice el señor, por que al fin al cabo el lo dijo una sola cosa es necesaria, la buena parte.” sepamos que nuestro futuro depende de lo que escuchamos, aplicamos y aprendemos hoy. Las enseñan, la sana doctrina de Jesús nos enseñan a prepararnos para vivir conforme a El. Su vida fue un ejemplo de sus enseñanzas, y nuestra vida debiera serlo también. ¡Que mejor que Aprender a los pies del maestro!

La contraseña

¿Quien no tiene una contraseña para lo que fuese? Desde nosotros con nuestros Facebook, Messenger, etc. Hasta aquellos con cuentas en Bancos, cajas de ahorro, cuentas corrientes, etcétera y etcétera. Siempre para resguardarnos cualquier tipo de información que nos pertenezca.

En el mundo espiritual ocurre algo parecido, hay una contraseña para cada uno de nosotros; El usuario está, ahora se debe activar para que la cuenta funcione correctamente y nos movamos con fluidez a través de cada obstáculo, circunstancia en todo lugar, mientras estemos con vida.

Esa contraseña aparece brevemente en el libro de los Hechos de los apóstoles, el mismo señor promete: 

“Pero recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo; y me seréis testigos, a la vez, en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.” Hechos 1:8

Bien, este es el hincapié en la vida de un cristiano hacia una relación con el mismo Dios. Y al mismo tiempo tener una cuenta espiritual completamente abierta.

Puedo contarles mi testimonio, Estando en una reunión en la iglesia, me acuerdo que esa noche, al terminar el sermón, la predicación. En oración y estando sentado, comenzó a arder un fuego en mi corazón, el cual nunca sentí y llegaron a mi mente palabras que no conocía, las cuales solté con mi boca. Desde ese día yo no fui igual.

Cuando llega de esa manera el espíritu santo, tu mente se abre, no solo llegas a otra madurez espiritual, sino que comienzan a surgir en tu corazón, cosas que antes no estaban, y más fortaleza contra eso que te costaba demasiado luchar.

1)    Amor por las almas

2)    Ves aun mas claro el llamado, la voluntad de Dios en tu vida

3)    Mucha mas fortaleza espiritual para luchar contra aquello que antes te era de estorbo en tu comunión con Dios

4)    Se activan Dones

5)    Gozo, Paz, Amor, justicia, Autodisciplina, Entre tanto vas creciendo día a día.

En el versículo aparece que seremos testigos ¿En donde? ¿Qué significaría para estos tiempos las ciudades nombradas acá?

a)    Jerusalén: Representa nuestro ámbito familiar, aquellos con los que nos comunicamos cotidianamente, Desde papa, mama, hermanos, hasta familia que aun no esta cerca nuestro físicamente hablando.

b)    Judea: Representa nuestros ámbitos sociales mas concurridos, como escuela, trabajo, universidad, el verdulero, el quiosquero, etc.

c)    Samaria y lo último de la tierra: Es literalmente en todas partes por donde vayamos.

El espíritu santo llega cuando menos lo esperas, yo no lo esperaba. Te sorprende. La comunion, la busqueda de Dios es algo hermoso y cuando este tipo de acontecimientos sucede es maravilloso. Te aseguro que de hay en mas, tu vida no va ser la misma. Si amas al señor con todo tu corazón y con todas tus fuerzas. Es necesario que actives tu cuenta. El usuario sos vos, la contraseña ya esta ahí. !Actívala!