¿Con que propósito o motivo nos creó Dios?

Dios nos creó para que tengamos comunión con Él. Y así poder disfrutar de su amor. La raíz de la palabra original para comunión significa un compañerismo estrecho. Vemos en la narración de Génesis como la obra de Dios culmina con la creación del hombre a su imagen y semejanza. Somos la corona de la creación.

Así también Dios nos creó para poder derramar sobre nosotros su infinito amor. Yendo más allá, Somos la expresión de su amor. Dios es amor. Y siendo nosotros a su imagen y semejanza nos dio la capacidad de amar, de modo que al experimentar su amor también nosotros podamos amarlo a Él y amarnos los unos a los otros. Todo lo creo Dios por amor. (1Jn.4:19)

Pero, con la caída, al romperse esa perfecta comunión del hombre con Dios, Él comenzó a desarrollar un plan para restaurar esta relación de amor. Dios nunca dejo de amarnos, pero el hombre pecador no puede presentarse delante de un Dios santo.

Y es aquí a donde nos dirige el amor de Dios. Este amor es casi siempre expresado en relación directa con la cruz: “Esto es amor…,” “De tal manera amo Dios…,” “Dios demostró Su amor…,”  (Juan 3:16; Romanos 5:5, 6,8;  Efesios 2:4,5; 5:2, 25; 1 Juan 3:16; 4:10; y Apocalipsis 1:5, entre otros.) La cruz, el sacrificio de Jesús, es el enfoque del amor de Dios para el mundo caído, necesitado de justicia divina.

Ahora lo que somos redimidos por la fe en Cristo, somos hechos nuevas criaturas: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. “ 2 Corintios 5:17

Es como si nos hubiera creado de nuevo, porque sabiendo de nuestra naturaleza pecadora, dispuso en la cruz del calvario el medio para poder mirarnos y vernos justificados, tal como si nunca hubiéramos pecado.

Romanos 8:38-39 dice: “Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.”

Así hoy podemos tener nuevamente esa comunión con Él, tanto por como con su Hijo Jesucristo. (Jn.17:3; 1Co.1:9; 1Pe.2:5), Y de ahora en más su propósito es hacerme más como Jesús. (Ef.4:13) Y así extender el evangelio de la paz, de modo que la mayor cantidad de personas lo conozcan y tengan la posibilidad, de los beneficio de una nueva creación.

Anuncios

Ve a Cristo como un niño.

“De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.” Mateo 18:3

La Fe con una dependencia absoluta en Cristo ¿Dónde la encontraremos?

Pongamos por un momento frente nuestro a un científico, un filósofo y un sacerdote católico. A ellos hablémosle de la Fe en el Salvador.

El primero empezará a buscar “evidencias empíricas” en vez de creer y dejar que Dios se le revele a sí mismo, llegará a su conclusión de que nada lo convence.

Veamos al segundo, empezara a “meditar”, “filosofar” dar vueltas de un lado a otro sin nunca decidirse por el salvador.

¿Y el tercero? Rotundamente afirmará creer. Pero instantáneamente pondrá en medio a María como “intercesora”, él mismo se nombrara “padre” y creará un camino diferente con otro destino llamado “buenas obras” y de a poco empezará a tapar al salvador con tradiciones religiosas. Engañando y siendo engañado. ¡Quita todo esto de en medio querido amigo, ve solo a Cristo!

Todos desaprueban, antes que nos retiremos resignados, aparece un niño quién parece estar interesado en oír acerca de este salvador y esta Fe.

Este pequeño sin tener ningún logro, realización o conocimientos en que jactarse, ¡corre rápidamente a los brazos del Salvador! Quién lo recibe para siempre (Jn.10:27-28)

Por un momento es necesario que dejemos a un lado cualquier razonamiento humano, concepto teológico, masas doctrinales, salir de tradiciones de hombres y cualquier intento de orgullo. Para solo rendirnos ante Cristo como un niño.

Un niño el cuál lo único que entiende es que hay alguien allí del otro lado, alguien que es real, alguien que oye su clamor y ese alguien es su Padre celestial.

Ir a Dios a través de Cristo con la actitud de un niño es la clave para que tu vida sea cambiada en su santidad y majestad.

¡Oh, y que esto perdure durante el transcurso de nuestra peregrinación cristiana! Y podamos decir como David:

“En verdad que me he comportado y he acallado mi alma

Como un niño destetado de su madre;

Como un niño destetado está mi alma.” Salmos 131:2

Más de lo que podrías tener

“Y Jehová dijo… Yo soy tu parte y tu heredad…” Números 18:20

Cuando Dios dividió la tierra de Canaán entre las tribus de Israel, Leví no recibió ninguna porción. A esta tribu Dios le dijo simplemente “Yo soy tu parte y tu heredad.” Y por esta palabra Leví fue más rico que todas las otras tribus y todos los reyes del mundo. Aquí hay un principio espiritual que continua en vigor con el Nuevo Testamento.

El apóstol Pedro dice: “sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.” 1Pedro 2:5. Igual que los sacerdotes levitas, hoy los creyentes también como sacerdotes (Ap.1:16) Están llamados a una comunión especial con Dios por medio del Señor Jesús (1Co.1:9)

Jesús dijo en oración al padre: “que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado. Juan 17:3. La palabra “conocer” marca una comunión continua y no un mero conocimiento mental. Hoy este acercamiento permanente lo tenemos gracias a la Sangre del Señor. (Hb.10:19) Ningún ídolo falso se puede comparar con nuestro único Dios verdadero.

Por lo tanto, como diría A. W. Tozer, “el hombre que tiene a Dios por su posesión, tiene todo lo que es necesario tener. Podrá carecer de todos los tesoros materiales, o si los posee, estos no le producirán ningún placer especial. Y si los ve desaparecer, uno tras otros, apenas podrá sentir la pérdida, porque teniendo a Dios  [en Cristo]. Tiene la fuente de toda felicidad” (Co.2:9-10).

“No importa cuántas cosas pierda, de hecho no ha perdido nada. Todo lo que posee, lo posee en Él, pura y legítimamente para siempre”. (Ro.8:17)

¡Oh, que podamos exclamar como Asaf!:

“¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti?

Y fuera de ti nada deseo en la tierra.” Salmos 73:15

Estado de alerta

“Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.” Colosenses 2:8

Las palabras de advertencia del apóstol Pablo a los creyentes en Colosas, fueron para ellos como hoy lo son a nosotros.

Una de las traducciones para mirar es “Observar fijamente” ¿Observar fijamente qué? Que nadie te engañe (Gr. “robar”). Los falsos maestros tienen éxito en hacer que las personas crean mentiras, los mismo les roban la verdad, la salvación y la bendición de Dios.

Pablo enumera algunos de los métodos utilizados por los mismos.

Filosofías y huecas sutilezas: Filosofía significa literalmente “amor por la sabiduría” No es mala por sí misma, pero cuando el hombre intenta poner su mente a la altura de la mente de Dios, exaltando su conocimiento, por el del creador (St.3:15) se convierte automáticamente en un necio. (Ro.1:22)

La metafísica esotérica, que enseña al hombre dirigir su destino con el poder de sus palabras, dejando a Dios y su soberanía eclipsados. La Psicología puramente humanista, como estudio de la psiquis y el comportamiento del hombre en su ambiente, sin considerar el pecado como problema mundial enquistada en el hombre la cual solo puede ser removida por Cristo y su sangre (Co.1:14)

Huecas sutilizas: Enseñanzas que parecen agradables, pero su fin es amargo por encontrarse lejos de la Palabra de Dios.

Tradiciones de los hombres: Estas son enseñanzas religiosas que no tienen fundamentos en las escrituras. Ninguna tradición puede invalidar lo que Dios revelo allí. (Mt.15:6-9)

Rudimentos del mundo y no Cristo: “Principios mundanos” que abarcan primordialmente al hombre y no a Cristo.

Jesús nos dice: “Mirad lo que oís” (Mr.4:24) y “Mirad como Oís” (Lc.8:18) Estate en estado de alerta.

Aquel día ya no habrá ateos

“Para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.” Filipenses 2:10-11

Así está declarado, así fue decretado y así sucederá.

Todo el universo está llamado a adorar a Jesucristo (Sal 2) tanto ángeles, como los redimidos en la gloria, los creyentes obedientes, los rebeldes desobedientes, los demonios y toda la humanidad perdida sin Cristo en el Infierno. (Donde nadie es ateo)

Este verso no habla de salvación universal, cuando esto se cumpla, en el juicio final. Ya habrá pasado el período de la gracia, la oportunidad para que el pecador crea en Cristo y sea salvo de la condenación eterna es hoy. (2Co.6:2)

Es impresionante solo pensar que todos aquellos que lo rechazaron, que negaron la autoridad de su Palabra, levantando muchas filosofías, razonamientos y paredes mentales. Un día todas ellas se derrumbarán y toda rodilla erguida tendrá que doblegarse, todo cuello altivo quebrantarse y toda lengua confesar delante de su presencia: ¡Jesucristo es el Señor!

Allí estará Karl Marx, Friederich Engels, Charles Darwin, todos los exponentes del ateísmo y enemigos de Dios estarán avergonzados de su necedad en la tierra por decir en su corazón “No hay Dios” (Sal.14:1)

El Señor les dirá: “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.” (Mt.25:41) Pero antes que se vayan confesaran que Jesús es el Señor para la gloria de Dios padre.

¡Oh, no quieras estar en esa situación querido amigo! hoy está cerca de ti el salvador, invócalo, llámalo a tu vida, arrepiéntete, confiésalo como el Señor de tu vida, el te perdonará. Que el Espíritu Santo quite tu orgullo y reconoce que eres un pecador delante de un Dios tres veces Santo. La única carretera al cielo es la Fe en Jesucristo.

No cambies lo que dice la Biblia para que no cambie tu destino

“…los indoctos e inconstantes tuercen… las otras Escrituras, para su propia perdición.” 2 Pedro 3:16b

Todos aquellos que creemos en la suficiencia, infalibilidad e inspiración de las escrituras, estaremos de acuerdo que “los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo” (2P.1:21) Por lo tanto se establece a lo escrito en la Biblia como Palabra de Dios.

Es llamativo, que sin embargo haya personas que quieran corromper abiertamente y exponerse como enemigos de Dios al torcer las escrituras.

Muchas sectas alrededor de los siglos hasta hoy, proclaman su verdad en cuanto a revelación.

Desde los Gnósticos en los tiempos de los apóstoles, pasando por Arrio, la tradición católica y sectas como el mormonismo o los testigos de Jehová han torcido enseñanzas como la deidad de Cristo, la trinidad, la salvación por fe, etc.

Pero no se limita a estos únicamente, dentro del pueblo cristiano hay personas que tuercen las escrituras para solventar sus pecados. Ejemplo:

Una joven tiene la intención de casarse con otro joven, pero el mismo no es cristiano. Un amigo suyo le advierte con 2Co.6:14. Pero ella dice: “Dios me dijo que case con él para así llevarlo a Cristo”

Otro:

Una persona codiciosa enseña a otros que como creyentes se tiene el “derecho” a ser “prósperos y ricos materialmente”. Su filosofía es: “El dinero no es malo, el problema es el amor al dinero”. Nunca se pone a pensar que el podría ser culpable de amar al dinero y que la manera en que se relaciona con el mismo, dice mucho de la condición de su corazón. (1Ti.6:3-5)

Deja que el Espíritu Santo te redarguya de justicia, pecado y juicio. Que las escrituras te cambien a vos, no vos a las escrituras. Es tu destino eterno.

Los ratones paranoicos

Muy pocas personas comprenden la poderosa influencia que tiene la música sobre el lóbulo frontal. Dependiendo de la clase de música que se oiga, el cerebro puede recibir una influencia positiva.

Terapistas músicos nos dicen que cierto tipo de música, tal como la “música rock” con su ritmo sincopado, obvia y elude el lóbulo frontal significando, por lo tanto, que la persona no podrá razonar o hacer juicio al respecto, las evidencias sugieren que, al igual que la televisión, puede producir efectos hipnóticos. Por muchos años algunos han sostenido que la música rock estaba arruinando la mente de los jóvenes.

Recientemente un neurólogo y un físico unieron sus fuerzas e investigaron para poner a prueba esta idea generalizada.

Tenían tres grupos de ratitas. Un grupo no escucho nada de música, el otro grupo oyó música de Mozart, y el tercer grupo se le hizo escuchar música rock. Pero antes de este experimento hicieron que todos los ratones pasaran por un laberinto para establecer un tiempo base de 10 minutos. Entonces separaron a los ratones en tres grupos distintos. Luego de un mes, los ratones que no oían ninguna música redujeron a la mitad el tiempo que les llevo la primera vez pasar por el laberinto, los ratones que oían la música de Mozart lo hicieron en menos tiempo aun, pudiendo atravesar todo el laberinto en tan solo un minuto y medio. Los ratones “rockeros” luego de haber sido expuestos a la música rock por 30 días, se chocaban contra las paredes del laberinto y les llevaba 30 minutos para poder atravesarlo.

Eventualmente el experimento fue suspendido por que los ratones rockeros se comenzaron a comer uno a otro.

Para determinar por qué los ratones rockeros tenían tantos problemas, los investigadores examinaron sus cerebros. Lo que hallaron era obvio y aclaro bien el enigma, encontraron bifurcaciones y brotes anormales de las células nerviosas así como una gran disminución en las cantidades normales de “mensajeros” RNA, una sustancia química crucial para el almacenamiento de la memoria.

Estos estudios pueden aclararnos porque los que oyen música rock, rap, heavy metal, y otros estilos similares, son más propensos  a usar drogas, a entablar relaciones sexuales extramatrimoniales y, por que los que escuchan heavy metal son más propensos a considerar como algo positivo, el suicidio.

Por el otro lado, la música clásica ha ayudado a estudiantes universitarios a aprender más fácilmente relaciones geométricas complejas. En resumen, si se oye la música incorrecta, el oyente llegara a ser una persona de acciones incorrectas.

Pero no hay que desesperarse, hay mucha música buena que eleva nuestro pensamientos hacia algo mejor y eterno, música Cristiana que nos acerca más a Dios, nuestro creador y redentor. Recordemos lo que dijo el sabio Salomón bajo inspiración divina: “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón (la mente); Porque de él mana la vida.” Proverbios 4:23. Y en Job 31:1 hallamos esta noble resolución: “Hice pacto con mis ojos; ¿Cómo, pues, había yo de mirar a una virgen?”

Dios, en su santa palabra nos anima a ser limpios de mente pues hay recompensa. “¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? El limpio de manos y puro de corazón; El que no ha elevado su alma a cosas vanas, Ni jurado con engaño.” Salmos 24:3-4 “¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.” Salmos 119:9

El Señor mismo se ha comprometido en conducirnos hasta su santa presencia, El puede y quiere librarnos de toda inmundicia de pecado, en Dios hay poder y salvación. “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” Filipenses 4:13.

Así es, amable lector, podemos haber hecho muchas malas elecciones en la vida pero… ¡Dios viene en nuestro auxilio para ofrecernos  su paz, su amor inagotable y su santo perdón;  tan solo por fe y le obedezcamos de todo corazón para que nos vaya bien y pronto podamos estar con Él, el dador y sustentador de la vida, por toda la eternidad, gozando de plena salud física, mental y espiritual! ¡Que maravilloso plan de redención; de la muerte a la vida eterna en Jesús!

Como estudiar La Biblia (John MacArthur)

A continuación presentamos principios prácticos que lo ayudarán a aprovechar al máximo el estudio de este “manual divino”. Estos principios ayudarán a responder a la pregunta más importante de todas: “¿Con qué limpiara el joven su camino?” El salmista responde: “Con guardar tu palabra” (Sal. 119:19)

¿Por qué es importante estudiar la Biblia?

¿Por qué es tan importante la Palabra de Dios? Porqué contiene la mente y la voluntad de Dios para su vida (2 Ti. 3:16,17). Es la única fuente de autoridad divina y absoluta para usted quien es siervo de Jesucristo.

Es infalible en su totalidad: “La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.” (Sal. 19:7).

Es inerrante en sus partes: “Toda palabra de Dios es limpia; El es escudo a los que en él esperan. No añadas a sus palabras, para que no te reprenda, Y seas hallado mentiroso.” (Pr. 30:5, 6).

Está completa: “Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.” (Ap. 22:18, 19).

Tiene la autoridad final: “Para siempre, oh Jehová, Permanece tu palabra en los cielos. “ (Sal. 119:89).

Es totalmente suficiente para sus necesidades: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” (2 Ti. 3:16, 17).

Llevará a cabo lo que promete: “así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.” (Is 55:11).

Provee la certeza de su salvación: “El que es de Dios las palabras de Dios oye…” (Jn 8:47; cp. 20:31).

¿Cómo me beneficiare de estudiar la Biblia?

Cada semana se imprimen millones de páginas de material. Miles de libros nuevos son publicados cada mes. Esto no sería sorprenderte para Salomón quien dijo “…sé amonestado. No hay fin de hacer muchos libros…” (Ec. 12:12).

Aún con la riqueza de libros y ayudas de computadoras hoy día, la biblia permanece siendo la única fuente de revelación divina y poder que puede sustentar a los cristianos en su “caminar diario con Dios” Note estas promesas significativas en las escrituras.

La Biblia es la fuente de verdad: “Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.” (Jn. 17:17).

La Biblia es la fuente de bendición de Dios cuando es obedecida: Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan. (Lc. 11:28).

La Biblia es la fuente de victoria: “…la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios” (Ef. 6:17).

La Biblia es la fuente de crecimiento: “desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación” (1 P. 2:2).

La Biblia es la fuente de poder: “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.” (Ro. 1:16).

La Biblia es la fuente de guía: “Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino.” (Sal. 119:105).

¿Cuál debe ser mi respuesta a la Biblia?

Debido a que la Biblia es tan importante y a que proporciona beneficios eternos sin paralelo, entonces estas deben ser sus respuestas:

Créala (Jn. 6:68, 69)

Hónrela (Job 23:12)

Ámela (Sal. 119:97)

Obedézcala (1 Jn. 2:5)

Guárdela (1 Ti. 6:20)

Peleé por ella (Jud. 3)

Predíquela (2 Ti. 4:2)

Estúdiela (Esd. 7:10)

¿Quién puede estudiar la Biblia?

No toda persona puede ser un estudiante de la Biblia. Evalúese a sí mismo a la luz de estos requisitos necesarios para estudiar la Palabra de Dios con bendición:

–          ¿Es salvo por fe en Jesucristo (1 Co. 2:14-16)?

–          ¿Tiene hambre por la Palabra de Dios (1 P. 2:2)?

–          ¿Está escudriñando la Palabra de Dios con diligencia (Hch. 17:11)?

–          ¿Está buscando la santidad (1 P. 1:14-16)?

–          ¿Está lleno del Espíritu (Ef. 5:18)?

La pregunta más importante es la primera. Si nunca ha invitada a Jesucristo a ser su Salvador personal y el Señor de su vida, entonces su mente está cegada por Satanás a la verdad de Dios (2 Co 4:4). Si Cristo es su necesidad deje de leer en este momento y con sus propias palabras, en oración, vuélvase del pecado hacia Dios: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.” (Ef. 2:8, 9).

¿Cuáles son los principios elementales del estudio bíblico?

El estudio bíblico personal, en precepto, es sencillo. Quiero hablarle de cinco pasos para el estudio bíblico que le darán un patrón a seguir.

PASO 1 – Leer. Lea un pasaje de las escrituras repetidamente hasta que entienda su tema, lo cual quiere decir la verdad principal del pasaje. Isaías dijo: “¿A quién se enseñará ciencia, o a quién se hará entender doctrina? ¿A los destetados? ¿a los arrancados de los pechos? Porque mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá” (Is. 28:9, 10).

Desarrolle un plan de cómo leerá a lo largo de la Biblia. A diferencia de la mayoría de los libros, probablemente no la ha leído de principio a fin. Hay muchos planes de lectura de la Biblia que están disponibles, pero a continuación le presento uno que he hallado útil.

Lea de manera continua todo el Antiguo Testamento por lo menos una vez al año. Conforme lee, anote en los márgenes cualquier verdad que usted quiera recordar en particular, y escriba por separado cualquier cosa que no entienda de manera inmediata. Con frecuencia a medida que lee, encontrará que muchas preguntas son respondidas por el texto mismo. Las preguntas a las cuales no pueda encontrar respuestas se vuelven puntos iniciales para un estudio más profundo, usando comentarios u otras herramientas de referencia.

Siga un plan diferente para la lectura del Nuevo Testamento. Lea un libro a la vez repetidamente durante un mes o más. Esto lo ayudará a retener lo que hay en el Nuevo Testamento y no siempre tendrá que depender de una concordancia para encontrar cosas.

Si quiere tratar con esto, comience con un libro corto, tal como Primera de Juan, y léalo de principio a fin sin detenerse diariamente durante treinta días. Entonces al final de ese tiempo sabrá lo que hay en el libro. Escriba en tarjetas el tema principal de cada capítulo. Al referirse a las tarjetas conforme lleva a cabo su lectura diaria, comenzará a recordar el contenido de cada capítulo. De hecho desarrollara una percepción visual del libro en su mente.

Divida los libros que son más largos en secciones cortas y lea cada sección diariamente durante treinta días. Por ejemplo: el Evangelio de Juan tiene 21 capítulos, divídalo en tres secciones de siete capítulos cada una. Al final de un periodo de noventa días, terminara Juan. Para variar, alterne libros cortos y largos, y en menos de tres años habrá terminado el Nuevo Testamento en su totalidad ¡Y realmente lo conocerá!

PASO 2 – Interpretar. En hechos 8:30, Felipe le pregunto al eunuco etíope: “¿Entiendes lo que lees?” O dicho de otra manera: “¿Qué quiere decir la Biblia por lo que dice?” No es suficiente leer el texto y entrar directamente a la aplicación; primero debemos determinar lo que quiere decir, o de lo contrario la aplicación podrá ser incorrecta.

Conforme lee las Escrituras, siempre mantenga en mente una pregunta sencilla: “¿Qué quiere decir esto?” Responder a esta pregunta requiere el uso del principio de interpretación más elemental, llamado la analogía de la fe, el cual le dice al lector que “interprete la Biblia con la Biblia”. Deje que el Espíritu Santo sea su maestro (1 Jn. 2:27), escudriñe las Escrituras que Él ha escrito, use referencias cruzadas, compare pasajes, emplee concordancias, índices y otras fuentes de ayuda. Para aquellos pasajes que aún permaneces oscuros, consulte a su pastor o a hombres piadosos que han escrito en esa área en particular.

Errores que evitar

Conforme interprete las Escrituras, varios errores comunes se deben evitar.

1-      No llegue a una conclusión a expensas de la interpretación apropiada. Esto es, no haga que la Biblia diga lo que usted quiere que diga, sino que más bien deje que diga lo que Dios quiso que dijera cuando la escribió.

2-      Evite la Interpretación superficial. Ha escuchado a personas que dicen: “Para mí, este pasaje quiere decir”, o “Siento que esto dice…” El primer paso que debe dar al interpretar la Biblia es reconocer las cuatro áreas que tenemos que estudiar: idioma, cultura, geografía e historia (vea más adelante).

3-      No espiritualice el pasaje. Interprete y entienda el pasaje en su sentido normal, literal, histórico, gramatical, tal como entendería cualquier otra porción de literatura que estuviera leyendo hoy día.

Áreas que estudiar

Los libros de la Biblia fueron escritos hace muchos siglos atrás. Para que podamos entender hoy día lo que Dios estaba comunicando entonces, hay varias áreas que necesitan entenderse: el aspecto del idioma, el cultural, el geográfico y el histórico. La interpretación apropiada, entonces, toma tiempo y esfuerzo disciplinado.

  1. Idioma. La Biblia fue originalmente escrita en griego, hebreo y arameo. Con frecuencia, entender el significado de una palabra o frase en el idioma original puede ser la clave para interpretar correctamente un pasaje de las Escrituras.
  2. Cultura. El aspecto de la cultura puede ser confuso. Algunas personas tratan de usar diferencias culturales para anular los mandamientos bíblicos más difíciles. Reconozca que en primer lugar, las Escrituras deben ser vistas en el contexto de la cultura en la cual fue escrita. Sin un entendimiento de la cultura judía del primer siglo, es difícil entender los Evangelios. Hechos y las epístolas se deben leer a la luz de las culturas griega y romana.
  3. Geografía. Un tercer aspecto que necesita ser estudiado es la geografía. La geografía bíblica hace que la Biblia cobre vida. Un buen atlas de la Biblia es una herramienta de referencia con un valor inestimable, que puede ayudarlo a comprender la geografía de la Tierra Santa.
  4. Historia. También debemos estudiar el aspecto de la historia. A diferencia de las escrituras de la mayoría de las religiones del mundo, la Biblia contiene el registro de personas y acontecimientos históricos. Un entendimiento de la historia bíblica nos ayudará a colocar a las personas y los acontecimientos en su perspectiva histórica apropiada. Un buen diccionario bíblico o enciclopedia bíblica es útil para esto, como lo son los estudios históricos elementales.

Principios a entender

Cuatro principios deben guiarnos conforme interpretamos la Biblia: literal, histórico, gramatical y síntesis.

  1. El principio literal. Las escrituras se deben entender en un principio literal, normal y natural. Mientras que la Biblia contiene un lenguaje figurado y símbolos, tiene intención de comunicar una verdad literal. No obstante, en general, la Biblia habla en términos literales y debemos permitir que hable por sí misma.
  2. El principio histórico. Esto quiere decir que interpretamos un pasaje en su contexto histórico. Debemos preguntar lo que el texto significo para las personas a quienes fue inicialmente escrito. De esta manera podemos desarrollar un entendimiento contextual apropiado de la intención original de las Escrituras.
  3. El principio gramatical. Esto requiere que entendamos la estructura gramatical básica de cada oración en el idioma original. ¿A quién se refieren los pronombres? ¿Cuál es el tiempo del verbo principal? Cuando hace algunas preguntas sencillas como estas, descubrirá que el significado del texto se vuelve inmediatamente más claro.
  4. El principio de síntesis. Esto es lo que los reformadores llamaron analogía scriptura. Quiere decir que la Biblia no se contradice a sí misma. Si llegamos a una interpretación de un pasaje que contradice una verdad enseñada en otras partes de las escrituras, nuestra interpretación no puede ser correcta. Las Escrituras se deben comparar con las Escrituras. Para descubrir su significado en su totalidad.

PASO 3 – Evaluar. Usted ha estado leyendo y a la vez haciéndose la pregunta: “¿Qué quiere decir la Biblia?” Después ha interpretado mediante la pregunta: “¿Qué quiere decir la Biblia?” Ahora es el momento de consultar a otros para asegurarse de que tiene la interpretación apropiada. Recuerde: “La Biblia nunca se contradice a sí misma”.

Lea introducciones a la Biblia, comentarios y libros acerca del contexto que enriquecerán su pensamiento por medio de esa iluminación que Dios le ha dado a otros hombres y le dará a usted a través de sus libros. En su evaluación, sea verdadero estudiante. Sea una persona que acepta la verdad de la Palabra de Dios, aunque le pueda causar que cambie lo que usted siempre ha creído o le cause que altere su patrón de vida.

PASO 4 – Aplicar. La siguiente pregunta es: “¿Cómo penetra y cambia mi propia vida la verdad de Dios?” Estudiar las escrituras sin permitirle que penetren hasta llegar a las profundidades de su alma sería como preparar un banquete sin comer lo que ha preparado. La pregunta que hacer es: “¿Cómo se aplican a mi vida las verdades y principios divinos contenidos en un pasaje, en términos de mi actitud y acciones?”

Jesús hizo la siguiente promesa a los que llevan su estudio bíblico hasta este punto: “Si sabéis estas cosas, bienaventurado seréis si las hiciereis” (Jn. 13:17).

Después de leer e interpretar la Biblia, usted debe tener un entendimiento elemental de lo cual la Biblia dice, y lo que quiere decir por lo que dice. Pero el estudio de la Biblia no termina ahí. La meta final debe ser que deje que le hable a usted y lo capacite para crecer espiritualmente. Esto requiere aplicación personal.

El estudio bíblico no está terminado hasta que nos preguntamos: “¿Qué quiere decir esto para mi vida y cómo puede aplicarlo de manera práctica?” Debemos tomar el conocimiento que hemos obtenido de nuestra lectura e interpretación y extraer los principios prácticos que se aplican a nuestra vida personal.

Si hay un mandato que debe ser obedecido, lo obedecemos. Si hay una promesa que debe ser recibida, la reclamamos. Si hay una advertencia que debe ser seguida, la escuchamos. Este es el paso final: Nos sometemos a las Escrituras y dejamos que trasformen nuestra vida. Si usted se salta este paso, nunca disfrutará su estudio bíblico y la Biblia nunca cambiará su vida.

PASO 5 – Comparar y relacionar. Esta última etapa relaciona la doctrina que usted ha aprendido en un pasaje o libro particular con verdades y principios divinos enseñados en otras partes de la Biblia para formar el marco general. Mantenga siempre en mente que la Biblia es un libro en 66 partes. Contiene varias verdades y principios enseñados una y otra vez de varias maneras y en circunstancias diferentes. Al comparar y relacionar referencias cruzadas, comenzará a edificar un sólido fundamento doctrinal por el cual vivir.

Y ahora, ¿qué?

El salmista dijo: “Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche.” (Sal. 1:1-2).

No es suficiente sencillamente estudiar la Biblia. Debemos meditar en ella. En un sentido muy real le estamos dando a nuestro cerebro un baño, lo estamos lavando en la solución purificadora de la Palabra de Dios.

Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

Josué 1:8

Aquí está el pan que alimenta la vida
Que la muerte no puede atacar.
Las preciadas buenas de salvación,
Vienen a nuestros oídos de aquí.
La fortaleza de nuestra fe está aquí,
Y escudo de nuestra defensa.
Entonces no seáis como el cerdo que tenía
Una perla a su deseo.

Y se deleita más en el comedero
Y en revolcarse en el lodo.
No leáis este libro en ningún caso, Sino con un solo ojo.
No leáis sino para desear en primer lugar la
gracia de Dios,
Para entenderla así.
Ora aún en fe con respecto a esto,
Para llevar buen fruto así,
Para que el conocimiento pueda traer este efecto,
Para mortificar vuestro pecado.
Entonces feliz serás en toda tu vida,
Sea lo que sea que enfrentes.
Si, doblemente feliz serás,
Cuando Dios por muerte a vosotros llame.

(De la primera Biblia impresa en Escocia, 1576)

El “Ministerio” de Judas

Juan 15.20 “Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán…”

Si bien es cierto, que el Judas que traicionó al Señor Jesucristo, fue parte de un hecho histórico único sucedido hace 2000 años, podemos ver como hoy en día aparecen muchos “Judas contemporáneos” traicionando a la verdadera Iglesia.

1 ~Judas Convivió con Jesús durante todo su ministerio terrenal~ Judas duro los tres años junto a Jesús al igual que los otros discípulos. Sabía muy bien las palabras del Señor, conoció muy bien el ministerio del Señor en la tierra. No tenía escusa de no conocerlo. De igual forma los “Judas contemporáneos”, han conocido +degustado+ el ministerio, la fe, del evangelio, pero cuidado, no son verdaderos cristianos.

2 ~Judas era el tesorero, robaba frecuentemente~ Lo que hizo al final de la historia no fue nada nuevo, Judas administraba el dinero de los apóstoles y lo que era para los pobres y lo robaba solapadamente. Pasa igual con los “Judas contemporáneos” toman los dineros que recaudan en el nombre del Señor y los toman para sí, lo que debería ser dado a los hermanos en necesidad, a las viudas o huérfanos, o realmente para ser dado a verdaderos siervos del Señor, Los dineros del ministerio son desviados a sus propios bolsillos. Juan 12:6 “Pero dijo esto, no porque se cuidara de los pobres, sino porque era ladrón, y teniendo la bolsa, sustraía de lo que se echaba en ella.”

3 ~Judas se presentaba como piadoso, pero su interés era el dinero y no que adoraran al Señor ~ Esas caritas de “yo no fui” resplandecen en los “Judas contemporáneos”, dicen que todo es por una causa justa, que es para “la obra del Señor” pero la verdad es que no les no les importa que Dios sea adorado aunque lo aparentan, lo que realmente les importa es el ca$h. Judas 11 “!!Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín, y se lanzaron por lucro en el error de Balaam, y perecieron en la contradicción de Coré”.

4~Judas no tenía ningún problema con establecer relaciones con los enemigos del Maestro ~ Entraba y salía con los sacerdotes del Sanedrín, no le importaba que estos personajes odiaran al Señor, al igual los “Judas contemporáneos” hacen sus “alianzas ecuménicas”, no les importa codearse con los romanos enemigos de la cruz, con los políticos que son enemigos de la cruz, todo por ver que provecho para sí pueden lograr. Son mercenarios infiltrados, prostituidos por su avaricia. Usan el conocimiento que tienen del Señor para su “propio beneficio” (entre comillas). 2 Timoteo 3:5 “tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.”

5 ~La traición de Judas no era sorpresa para el Señor ~ de igual forma, no debe sorprendernos ver a los “Judas contemporáneos”, como solapadamente trabajan para sus intereses y solo ven la fe como fuente de ganancia y ser a la vez vasos de deshonra para el Señor. Romanos 9:21“¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra?”

6 ~Por solo 30 monedas de plata traicionó al Maestro ~ (1 moneda equivalía a un denario, 30 denarios equivalentes según algunos estudiosos, a un salario promedio mensual en el tiempo del imperio Romano) No significaba mucho dinero en ese tiempo. Para los enemigos de Cristo, cuando le ofrecieron 30 monedas, lo que le decían a Judas era : Ese “Jesús no vale mayor cosa”, eso mismo pensó Judas cuando recibió esas 30 monedas. No lo amaba ni un poquito, por el contrario, era realmente su enemigo, los apóstoles y el Señor estuvieron “durmiendo con el enemigo” dentro del campamento. Lo mismo pasa con los “Judas contemporáneos” para ellos el Señor vale nada, duermen con los redimidos en el campamento, son los enemigos a sueldo. Marcos 14:11 Ellos, al oírlo, se alegraron, y prometieron darle dinero. Y Judas buscaba oportunidad para entregarle.”

7 ~Judas caminaba como discípulo, de hecho era uno de los apóstoles pero -no era convertido – regenerado – La fama del Señor hizo famosos a los discípulos, y todo el mundo les podía reconocer fácilmente, por su manera de vestir, de caminar y hablar. A Judas le reconocían todos, Igualmente, el día de hoy los “Judas contemporáneos” son famosos a causa del nombre del Señor, son muy populares, hablan textos bíblicos, hacen hasta milagros, cualquiera diría que son verdaderos siervos del Señor. Peo cuidado, son “Judas” y su cobre se hará evidente, si es que aún no lo han sacado. Juan 13:27 “Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, haz lo más pronto.”

8 ~Judas cumplió un plan divino – Tenía que haber un Judas que entregara al Maestro, esto estaba profetizado, al igual, hoy estos “Judas contemporáneos” deben también caminar entre nosotros, y deben cumplir también un plan divino en nuestro tiempo. 1 cor 11.19 “Porque es preciso que entre vosotros haya disensiones, para que se hagan manifiestos entre vosotros los que son aprobados.”

9 ~Judas tuvo un falso arrepentimiento y luego se suicidó. Su final es muerte y condenación. Proverbios 14:12 “Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte.”

10 ~QUE HACER CON ESTOS JUDAS CONTEMPORANEOS? NO LOS DEFIENDAS. NO SEAS COMPLICE DE ELLOS, NO SON DE NOSOTROS, NO TE ENGAÑES. 1 Juan 2:19 “Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros.” Pide a Dios que te de discernimiento. Mateo 24.4 “Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.” hay una promesa de discernimiento para el remanente en estos tiempos finales. Al igual que en el tiempo de Malaquías, los sacrificios que hacían eran deficientes, nadie hacia algo de balde. Todo lo hacían por sus propios intereses, aun así hubo un despertar entre el remanente, y Dios les dio esta promesa: Malaquías 3.16-18 “Entonces los que temían a Jehová hablaron cada uno a su compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fue escrito libro de memoria delante de él para los que temen a Jehová, y para los que piensan en su nombre. Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve. Entonces os volveréis, y discerniréis la diferencia entre el justo y el malo, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve.”

Luis Alberto Rodríguez 

13 Diferencias entre El Arrebatamiento y La Manifestación (Segunda venida) de Cristo

Por William MacDonald

[Ver también la entrada Respondiendo argumentos en contra del arrebatamiento (Rapto) Pretribulacional]

El Arrebatamiento (rapto)

  1. Cristo viene en el aire (1Ts. 4:16,17)
  2. El viene por Sus santos (1 Ts. 4:16,17)
  3. El arrebatamiento es un misterio, esto es, una verdad desconocida en los tiempos del Antiguo Testamento (1 Co. 15:51)
  4. Nunca se dice que la venida de Cristo a por Sus santos vaya precedida de señales en los cielos.
  5. El arrebatamiento está identificado con el Día de Cristo (1 Co.1:8; 2 Co. 1:14; Fil. 1:6,10)
  6. El arrebatamiento es presentado como un tiempo de bendición (1Ts. 4:18)
  7. El arrebatamiento tiene lugar en un momento, en un abrir y cerrar de ojos (1 Co. 15:52). Esto implica de una manera poderosa que este no será presenciado por el mundo
  8. El arrebatamiento parece implicar principalmente a la Iglesia (Jn. 14:1-4; 1 Co. 15:51-58; 1 Ts 4:13-18)
  9. Cristo viene como la estrella resplandeciente de la Mañana (Ap. 22:16)
  10. El arrebatamiento no es citado en los evangelios sinóptico, pero se alude varias veces en el evangelio de Juan.
  11. Los tomados los son para bendición. (1Ts.4:13-18). Los dejados lo son para juicio (1Ts.5:1-3)
  12. No se da ningún sistema cronológico para los acontecimientos que preceden al Arrebatamiento.
  13. El título de “Hijo del Hombre” nunca se emplea en ninguno de los pasajes que tratan del Arrebatamiento.

La Manifestación (Segunda venida)

1. Él viene a la tierra (Zac 14.4).

2. Él viene con Sus santos (1 Ts. 3:13; Jud. 14).

3. La manifestación no es un misterio; es tema de muchas profecías del Antiguo Testamento (Sal. 72; Is. 11; Zac. 14).

4. La venida de Cristo con Sus santos será anunciado por señales en los cielos (Mt. 24:29, 30)

5. La manifestación es identificada con el Día del Señor (2 Ts. 2:1-12)

6. El principal énfasis de la manifestación recae en el juicio (2 Ts 2:8-12).

7. La manifestación será visible alrededor de todo el mundo (Mt. 24:27; Ap.1:7)

8. La manifestación implica principalmente a Israel, y también a las naciones gentiles (Mt. 24:1 – 25:46).

9. Cristo viene como el Sol de justicia con salvación en Sus alas (Mal. 4:2).

10. La manifestación (Segunda Venida) es característica en los Evangelios Sinópticos, pero apenas mencionada en el Evangelio de Juan.

11. Los tomados los son para Juicio. Los dejados lo son para bendición (Mt.24:37-41)

12. Para la manifestación (Segunda Venida) se da un elaborado sistema cronológico, como 1260 días, 42 meses, 3  años y medio (Dn.7:25; 12:7, 11-12; Ap.11:2; 12:14; 13:5)

13. La manifestación (Segunda Venida) es designada como la venida del Hijo del Hombre (Mt.16:28; 24:27; 30, 39; 26-64; Mr.13:26; Lc.21:27)

William MacDonald