Guardando la fe En Una Época Sin fe: la Iglesia como una Minoría Moral

Iglesia_moral

“El mayor problema de nuestro tiempo”, decía el historiador Will Durant, “no es el comunismo contra el individualismo, no Europa contra Estados Unidos, ni siquiera Este contra el Oeste; es si los hombres pueden vivir sin Dios.” Esa pregunta, ahora parece, será respondida en nuestro propio tiempo.

Durante siglos, la iglesia cristiana ha sido el centro de la civilización occidental. La cultura occidental, el gobierno, la ley y la sociedad se basan en los principios cristianos de forma explícita. La preocupación por el individuo, un compromiso con los derechos humanos, y el respeto por el bien, la belleza y la verdad; todo esto surgió de las convicciones cristianas y la influencia de la religión revelada.

Todos éstos, ahora apresuramos a añadir, están bajo un ataque serio. La misma noción de bien y el mal está ahora descartada por grandes sectores de la sociedad posmoderna. Cuando no se descarta, a menudo es degradada. Tomando una página de Alicia en el País de las Maravillas, los secularistas modernos simplemente llaman al mal, bien y el al bien, mal.

El teólogo Quaker D. Elton Trueblood una vez describió a Estados Unidos como una “civilización de flor cortada.” Aquella cultura, argumentó, esta cortada de sus raíces cristianas como una flor cortada en la roda. Aunque la flor mantendrá su belleza durante un tiempo, está destinada a marchitarse y morir.

Cuando Trueblood dijo esas palabras hace más de dos décadas, la flor podría todavía ser vista con un poco de color y señales de vida. Pero la flor ha perdido desde hace tiempo su vitalidad, y es hora de que los pétalos caídos sean reconocidos.

“Cuando Dios ha muerto”, argumentó Dostoievski, “todo está permitido.” La permisividad de la sociedad moderna de Estados Unidos difícilmente puede ser exagerada, pero puede atribuirse directamente al hecho de que los hombres y mujeres modernos actúan como si Dios no existe, o es impotente para cumplir Su voluntad.

La iglesia cristiana se encuentra ahora frente a una nueva realidad. La iglesia ya no representa el núcleo central de la cultura occidental. Aunque los puestos avanzados de influencia cristiana se mantienen, éstas son excepciones y no la regla. En su mayor parte, la iglesia ha sido desplazada por el reinado del secularismo.

El periódico trae un bombardeo constante que confirma el estado actual de la sociedad posmoderna. Esta época no es la primera en ver un indescriptible horror y maldad, pero es el primero en negar cualquier base consistente para identificar el mal como bueno o malo como bueno.

La iglesia fiel es, en su mayor parte, tolerada como una sola voz en el ámbito público, pero sólo con tal de que no intente ejercer alguna influencia creíble sobre el estado de las cosas. Si la iglesia habla enérgicamente sobre una cuestión de debate público, se castiga como coercitiva y pasada de moda.

¿Cómo piensa la iglesia de sí misma a medida ue hace frente esta nueva realidad? Durante los años 1980, era posible pensar en términos ambiciosos en la iglesia como la vanguardia de una mayoría moral. Esa confianza se ha visto seriamente sacudida por los acontecimientos de la última década.

Poco progreso hacia el restablecimiento de un centro de gravedad moral puede ser detectado. En cambio, la cultura se ha movido con rapidez hacia un abandono más completo de toda convicción moral.

La iglesia confesante ahora deben estar dispuesta a ser una minoría moral, si eso es lo que exige los tiempos. La iglesia no tiene derecho a seguir la llamado de la sirena secular hacia el revisionismo moral y las posturas políticamente correctas sobre las cuestiones del día.

Cualquiera que sea el problema, la iglesia debe hablar como iglesia, es decir, como la comunidad de caídos pero redimidos, que están bajo la autoridad divina. La preocupación de la iglesia no es conocer su propia mente, sino conocer y seguir a la mente de Dios. Las convicciones de la Iglesia no deben surgir de las cenizas de nuestra propia sabiduría caída, sino a partir de la Palabra de Dios con autoridad que revela la sabiduría de Dios y Sus mandamientos.

La iglesia debe ser una comunidad de carácter. El carácter producido por personas que están bajo la autoridad del Dios soberano del universo, inevitablemente, estará en contradicción con la cultura de la incredulidad.

La iglesia estadounidense se enfrenta a una nueva situación. Este nuevo contexto es tan actual como el periódico de la mañana y tan antiguo como las primeras iglesias cristianas de Corinto, Éfeso, Laodicea, y Roma. La eternidad registrará ya sea que la Iglesia está dispuesta a someterse únicamente a la autoridad de Dios o no; o si la Iglesia va a renunciar a su vocación para servir a dioses menores.

La iglesia debe despertar a su estatus como una minoría moral, y aferrarse al Evangelio que se nos ha confiado predicar. De este modo, los brotes profundos de la verdad permanente revelarán la Iglesia para ser un oasis que da vida en medio del desierto moral del mundo.

Por Albert Mohler, publicado bajo el titulo original “Keeping the Faith in A Faithless Age: the Church as a Moral Minority ”, aquí. Editado por Ezequías Caleb.

Anuncios

El Cristiano y la Filosofía – William Lane Craig

Conversación con William Lane Craig

Filosofia-cristiano-William-Lane-CraigKevin Harris: La Filosofía es un campo fascinante. Bill, todo el mundo tiene una filosofía que parece, una filosofía de vida.

Dr. Craig: Creo que eso es correcto, Kevin. Todos vivimos de acuerdo a una determinada visión del mundo que implica un compromiso con lo que tomamos por la realidad última, si creemos que hay valores morales objetivos que guían nuestras vidas, cuál es el sentido de la vida.

Y la persona que afirma que no tiene una filosofía es la persona que es más propensa a tener simplemente una absorción desprevenida e inconsciente a vivir de acuerdo a una cierta filosofía que él ni siquiera es consciente. Así que la pregunta no es realmente si vamos a ser filósofos, la cuestión será si vamos a ser buenos filósofos.

Kevin Harris: Y es más bien una auto refutación decir: “Mi filosofía es que no necesito la filosofía” porque usted ha dicho una filosofía en ese momento.

Dr. Craig: Así es.

Kevin Harris: La Biblia en realidad se dirige a la filosofía. Pablo dice en Colosenses 2: 8: “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según la tradición humana y los principios básicos de este mundo y no según Cristo.” Ahora ha habido algunas interpretaciones más negativas de la Escritura y algunos creyentes en la iglesia evitan la filosofía por ese versículo.

Dr. Craig: Bueno, es bastante aleccionador cuando se piensa que el único lugar que la filosofía es mencionado en el Nuevo Testamento es en el contexto de una advertencia; esto es, con algo a tener cuidado. Pero me gusta la traducción que has leído porque dejó en claro que Pablo está hablando de un cierto tipo de filosofía. Él dice que tengan cuidado con la filosofía hueca y engañosa según la tradición humana no según Cristo. Estoy totalmente de acuerdo con eso. Una filosofía atea, laica de la vida es algo que puede ser muy destructivo y es algo para estar en alerta por ello. Pero, afortunadamente, la filosofía no tiene por qué ser así. Puede haber filosofía que sea conforme a Cristo y eso puede ser algo que honra a Dios, que nos ayuda a comprender más profundamente nuestra fe, y nos puede ayudar a defender nuestra fe en el mercado público de ideas.

Kevin Harris: Incluso cuando un filósofo que no es cristiano o no cree en Dios, reconoce la verdad está reconociendo la verdad de Dios.

Dr. Craig: Así es. Mi antiguo profesor de filosofía en la Universidad de Wheaton, Arthur Holmes, le gustaba decir que toda verdad es la verdad de Dios. Y creo que eso es correcto. Independientemente de quién lo entienda o que lo descubra o lo enuncie, esa persona ha tenido una visión de la verdad de Dios, de la verdad que Dios conoce y que le pertenece. Entonces la fuente es en cierto modo irrelevante. Toda la verdad es la verdad de Dios. El peligro, sin embargo, al leer la lectura de la filosofía atea o secular es que allí se tiende hacer una mezcla grande de error con la verdad. Y esto puede llevar por mal camino y ser destructivo. Es por eso que Pablo nos advierte en contra de este tipo de filosofía que es según la tradición de los hombres y no según Cristo.

Kevin Harris: Bill, cuando leo este versículo se nos dice que debemos tener cuidado con este tipo de filosofía. Se me ocurre que no podemos cuidarnos de lo que no somos conscientes. Es casi como si tendríamos que ser conscientes de lo que los argumentos son para que quizás podamos contrarrestarlos.

Dr. Craig: Ese es un buen punto. Yo, en mi propia vida, aprovecho esta advertencia en serio. Trato de tener cuidado. Pero eso no significa que no tengo conocimiento de ello o que sea feliz en la ignorancia. Yo estudio a estos hombres y sus escritos. Trato de discernir dónde las falacias mienten. Y presento mi razón y mi trabajo como filósofo a la autoridad de la Sagrada Escritura. Pero como usted dice, obedeciendo el mandamiento de tener cuidado con algo que no es incompatible con ser consciente de lo mismo.

Kevin Harris: Eso tiene sentido. Y cuando vamos a Hechos 17, vemos que Pablo era muy filosófico cuando se presentó ante los filósofos allí en la Colina de Marte.

Dr. Craig: Así es. Se encontró con filósofos epicúreos y estoicos en Atenas y le predicaba al Dios creador del universo que se ha revelado a través de Jesús de Nazaret con haberle levantado de los muertos. Así que Pablo era ciertamente una persona que no tenía miedo de interactuar con los pensadores de su época. [1]

Kevin Harris: Probablemente sería útil para definir la filosofía.

Dr. Craig: Filosofía, exegética y literalmente, significa amor a la sabiduría. Pero más específicamente, se trata de una disciplina académica que estudia los fundamentos de cualquier otra disciplina en la universidad. Se hace preguntas acerca de la metafísica. Por ejemplo, ¿cuál es la naturaleza de la realidad última? ¿Cuál es la naturaleza del ser humano? Hace preguntas éticas como la naturaleza de los valores y deberes objetivos. Hace preguntas de la epistemología que es la teoría del conocimiento – ¿cómo sabemos lo que sabemos? ¿Existe la verdad? ¿Cuál es la naturaleza de la verdad? ¿Cómo podemos descubrir la verdad? La estética es una rama de la filosofía que trata de lo hermoso y si hay o no diferencias objetivas entre la belleza y la fealdad. Así que la filosofía explora todas estas muy profundas preguntas sobre la naturaleza de la realidad y el mundo en que vivimos.

Kevin Harris: Nosotros, como cristianos, se nos dice una y otra vez que busquemos la sabiduría. Los Proverbios están llenos de sabiduría. Sin duda, esto sería algo que caeríamos en forma natural.

Dr. Craig: Creo que sí. Pablo dice que en Cristo están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y el conocimiento [2] y por eso tenemos el tremendo privilegio de tener una revelación de Dios en la Escritura que nos dice la respuesta a algunas de estas preguntas más básicas de la vida. Pero entonces no nos da todas las respuestas. Se deja a nosotros para reflexionar racionalmente sobre los datos revelados en las Escrituras y tratar de formular un mundo y la vida misma desde el punto de vista cristiano. Ese es uno de los proyectos que sobre los que un intelectual cristiano estará- tratando de formular lo que se llama una cosmovisión, una visión del mundo y de la vida desde una perspectiva cristiana-. Una visión cristiana de la literatura, de la historia, del arte, de la ciencia, y así sucesivamente. Uno de los grandes privilegios de ser cristiano en el mundo académico es la capacidad de explorar todas estas diversas cuestiones interesantes desde el punto de vista de la verdad cristiana y tratando de desarrollar una perspectiva cristiana sobre estas cosas.

Kevin Harris: ¿Cómo la lógica y la filosofía interactúan?

Dr. Craig: La lógica es también una rama de la filosofía que trata de estudiar las reglas del razonamiento correcto. En realidad, hay sólo alrededor de nueve reglas básicas de la lógica que hay que aprender para razonar correctamente de las premisas a la conclusión. La mayoría de nosotros emplean estas reglas todo el tiempo inconscientemente en la vida cotidiana. Pero en la lógica, estas reglas se vuelven explícitas. Uno aprende a continuación, formular argumentos, probarlos por estas reglas de inferencia, y luego discernir falacias. Hay diferentes tipos de lógica para diversos tipos de declaraciones. Por ejemplo, la lógica modal se ocupa de la lógica de la posibilidad y necesidad. Ofertas lógicas contrafactuales con la lógica de enunciados condicionales en el estado de ánimo subjetivo como “Si yo fuera rico, me compro un Mercedes.” Así que el campo de la lógica es un muy rico campo de investigación filosófica. Es algo relacionado con las matemáticas realmente. La lógica pura es muy parecida a las matemáticas.

Kevin Harris: Bill, si hay una cierta filosofía que domina las universidades de un país, que realmente tiene un efecto en la cultura, ¿no es así? ¿Se escurre hacia abajo, tal vez?

Dr. Craig: Creo que eso es correcto. La universidad es la más importante institución cultural formación de la sociedad occidental. Y porque la universidad está tan profundamente secularizada se secularizó la sociedad moldeada por esa universidad. Debido a que la universidad es el lugar en el que nuestros futuros líderes políticos, nuestros futuros empresarios, nuestros futuros científicos, nuestros futuros jueces y abogados, nuestros futuros artistas serán capacitados, es de vital importancia que el mundo cristiano y su visión de la vida tengan un lugar de respeto en la universidad, para que podamos ayudar a dar forma a la cultura por medio de aquellos que influyen en la cultura. Por lo tanto, estoy profundamente comprometido a trabajar con los estudiantes universitarios de edad y con el profesorado y para ver que el mundo y la vida vista desde el cristiano tienen un lugar en la mesa en las conversaciones que se están llevando a cabo en la universidad.

Kevin Harris: ¿Tiene algunas sugerencias en cuanto a lo que debemos leer si queremos empezar a aumentar nuestra destreza o conocimiento filosófico, incluyendo algunos de sus propios recursos?

Dr. Craig: JP Moreland y yo recientemente hemos escrito un libro llamado Fundamentos filosóficos para una Cosmovisión Cristiana publicados por InterVarsity Press. Se trata de un libro que es una introducción muy amplia a los diferentes campos de la filosofía desde el punto de vista explícitamente cristiano. Así que nos fijamos en cosas como la filosofía de la ciencia y la metafísica y la epistemología y filosofía de la religión desde el punto de vista de un mundo y de la vida desde la visión cristiana y buscamos a enunciar algunas posiciones con respecto a estas cuestiones últimas. Así que sería un recurso, creo yo, que la gente podría encontrar útil si tienen alguna familiaridad con estos temas. No es un texto para principiantes pero es un texto para los que ya se dedican a pensar en algunas de estas cuestiones en serio.

Kevin Harris: Debemos amar a Dios con toda nuestra mente.

Dr. Craig: Se nos manda a amar a Dios con toda nuestra mente, así como todas nuestras fuerzas, alma y fuerzas. Por lo tanto, parte del discipulado cristiano, parte de llegar a la madurez cristiana, es el discipulado de la mente. Me he tomado como una especie de tema verso para mi ministerio lo que dice Pablo en 2 Corintios 10:5. Allí Pablo dice: “Destruimos argumentos y toda altivez que el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo”. [3]

[1] 5:02

[2] Cf. Colosenses 2: 2-3

[3] Duración total: 11:43 (Copyright © William Lane Craig)

No cambies lo que dice la Biblia para que no cambie tu destino

“…los indoctos e inconstantes tuercen… las otras Escrituras, para su propia perdición.” 2 Pedro 3:16b

Todos aquellos que creemos en la suficiencia, infalibilidad e inspiración de las escrituras, estaremos de acuerdo que “los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo” (2P.1:21) Por lo tanto se establece a lo escrito en la Biblia como Palabra de Dios.

Es llamativo, que sin embargo haya personas que quieran corromper abiertamente y exponerse como enemigos de Dios al torcer las escrituras.

Muchas sectas alrededor de los siglos hasta hoy, proclaman su verdad en cuanto a revelación.

Desde los Gnósticos en los tiempos de los apóstoles, pasando por Arrio, la tradición católica y sectas como el mormonismo o los testigos de Jehová han torcido enseñanzas como la deidad de Cristo, la trinidad, la salvación por fe, etc.

Pero no se limita a estos únicamente, dentro del pueblo cristiano hay personas que tuercen las escrituras para solventar sus pecados. Ejemplo:

Una joven tiene la intención de casarse con otro joven, pero el mismo no es cristiano. Un amigo suyo le advierte con 2Co.6:14. Pero ella dice: “Dios me dijo que case con él para así llevarlo a Cristo”

Otro:

Una persona codiciosa enseña a otros que como creyentes se tiene el “derecho” a ser “prósperos y ricos materialmente”. Su filosofía es: “El dinero no es malo, el problema es el amor al dinero”. Nunca se pone a pensar que el podría ser culpable de amar al dinero y que la manera en que se relaciona con el mismo, dice mucho de la condición de su corazón. (1Ti.6:3-5)

Deja que el Espíritu Santo te redarguya de justicia, pecado y juicio. Que las escrituras te cambien a vos, no vos a las escrituras. Es tu destino eterno.

Como estudiar La Biblia (John MacArthur)

A continuación presentamos principios prácticos que lo ayudarán a aprovechar al máximo el estudio de este “manual divino”. Estos principios ayudarán a responder a la pregunta más importante de todas: “¿Con qué limpiara el joven su camino?” El salmista responde: “Con guardar tu palabra” (Sal. 119:19)

¿Por qué es importante estudiar la Biblia?

¿Por qué es tan importante la Palabra de Dios? Porqué contiene la mente y la voluntad de Dios para su vida (2 Ti. 3:16,17). Es la única fuente de autoridad divina y absoluta para usted quien es siervo de Jesucristo.

Es infalible en su totalidad: “La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.” (Sal. 19:7).

Es inerrante en sus partes: “Toda palabra de Dios es limpia; El es escudo a los que en él esperan. No añadas a sus palabras, para que no te reprenda, Y seas hallado mentiroso.” (Pr. 30:5, 6).

Está completa: “Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.” (Ap. 22:18, 19).

Tiene la autoridad final: “Para siempre, oh Jehová, Permanece tu palabra en los cielos. “ (Sal. 119:89).

Es totalmente suficiente para sus necesidades: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” (2 Ti. 3:16, 17).

Llevará a cabo lo que promete: “así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.” (Is 55:11).

Provee la certeza de su salvación: “El que es de Dios las palabras de Dios oye…” (Jn 8:47; cp. 20:31).

¿Cómo me beneficiare de estudiar la Biblia?

Cada semana se imprimen millones de páginas de material. Miles de libros nuevos son publicados cada mes. Esto no sería sorprenderte para Salomón quien dijo “…sé amonestado. No hay fin de hacer muchos libros…” (Ec. 12:12).

Aún con la riqueza de libros y ayudas de computadoras hoy día, la biblia permanece siendo la única fuente de revelación divina y poder que puede sustentar a los cristianos en su “caminar diario con Dios” Note estas promesas significativas en las escrituras.

La Biblia es la fuente de verdad: “Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.” (Jn. 17:17).

La Biblia es la fuente de bendición de Dios cuando es obedecida: Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan. (Lc. 11:28).

La Biblia es la fuente de victoria: “…la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios” (Ef. 6:17).

La Biblia es la fuente de crecimiento: “desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación” (1 P. 2:2).

La Biblia es la fuente de poder: “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.” (Ro. 1:16).

La Biblia es la fuente de guía: “Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino.” (Sal. 119:105).

¿Cuál debe ser mi respuesta a la Biblia?

Debido a que la Biblia es tan importante y a que proporciona beneficios eternos sin paralelo, entonces estas deben ser sus respuestas:

Créala (Jn. 6:68, 69)

Hónrela (Job 23:12)

Ámela (Sal. 119:97)

Obedézcala (1 Jn. 2:5)

Guárdela (1 Ti. 6:20)

Peleé por ella (Jud. 3)

Predíquela (2 Ti. 4:2)

Estúdiela (Esd. 7:10)

¿Quién puede estudiar la Biblia?

No toda persona puede ser un estudiante de la Biblia. Evalúese a sí mismo a la luz de estos requisitos necesarios para estudiar la Palabra de Dios con bendición:

–          ¿Es salvo por fe en Jesucristo (1 Co. 2:14-16)?

–          ¿Tiene hambre por la Palabra de Dios (1 P. 2:2)?

–          ¿Está escudriñando la Palabra de Dios con diligencia (Hch. 17:11)?

–          ¿Está buscando la santidad (1 P. 1:14-16)?

–          ¿Está lleno del Espíritu (Ef. 5:18)?

La pregunta más importante es la primera. Si nunca ha invitada a Jesucristo a ser su Salvador personal y el Señor de su vida, entonces su mente está cegada por Satanás a la verdad de Dios (2 Co 4:4). Si Cristo es su necesidad deje de leer en este momento y con sus propias palabras, en oración, vuélvase del pecado hacia Dios: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.” (Ef. 2:8, 9).

¿Cuáles son los principios elementales del estudio bíblico?

El estudio bíblico personal, en precepto, es sencillo. Quiero hablarle de cinco pasos para el estudio bíblico que le darán un patrón a seguir.

PASO 1 – Leer. Lea un pasaje de las escrituras repetidamente hasta que entienda su tema, lo cual quiere decir la verdad principal del pasaje. Isaías dijo: “¿A quién se enseñará ciencia, o a quién se hará entender doctrina? ¿A los destetados? ¿a los arrancados de los pechos? Porque mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá” (Is. 28:9, 10).

Desarrolle un plan de cómo leerá a lo largo de la Biblia. A diferencia de la mayoría de los libros, probablemente no la ha leído de principio a fin. Hay muchos planes de lectura de la Biblia que están disponibles, pero a continuación le presento uno que he hallado útil.

Lea de manera continua todo el Antiguo Testamento por lo menos una vez al año. Conforme lee, anote en los márgenes cualquier verdad que usted quiera recordar en particular, y escriba por separado cualquier cosa que no entienda de manera inmediata. Con frecuencia a medida que lee, encontrará que muchas preguntas son respondidas por el texto mismo. Las preguntas a las cuales no pueda encontrar respuestas se vuelven puntos iniciales para un estudio más profundo, usando comentarios u otras herramientas de referencia.

Siga un plan diferente para la lectura del Nuevo Testamento. Lea un libro a la vez repetidamente durante un mes o más. Esto lo ayudará a retener lo que hay en el Nuevo Testamento y no siempre tendrá que depender de una concordancia para encontrar cosas.

Si quiere tratar con esto, comience con un libro corto, tal como Primera de Juan, y léalo de principio a fin sin detenerse diariamente durante treinta días. Entonces al final de ese tiempo sabrá lo que hay en el libro. Escriba en tarjetas el tema principal de cada capítulo. Al referirse a las tarjetas conforme lleva a cabo su lectura diaria, comenzará a recordar el contenido de cada capítulo. De hecho desarrollara una percepción visual del libro en su mente.

Divida los libros que son más largos en secciones cortas y lea cada sección diariamente durante treinta días. Por ejemplo: el Evangelio de Juan tiene 21 capítulos, divídalo en tres secciones de siete capítulos cada una. Al final de un periodo de noventa días, terminara Juan. Para variar, alterne libros cortos y largos, y en menos de tres años habrá terminado el Nuevo Testamento en su totalidad ¡Y realmente lo conocerá!

PASO 2 – Interpretar. En hechos 8:30, Felipe le pregunto al eunuco etíope: “¿Entiendes lo que lees?” O dicho de otra manera: “¿Qué quiere decir la Biblia por lo que dice?” No es suficiente leer el texto y entrar directamente a la aplicación; primero debemos determinar lo que quiere decir, o de lo contrario la aplicación podrá ser incorrecta.

Conforme lee las Escrituras, siempre mantenga en mente una pregunta sencilla: “¿Qué quiere decir esto?” Responder a esta pregunta requiere el uso del principio de interpretación más elemental, llamado la analogía de la fe, el cual le dice al lector que “interprete la Biblia con la Biblia”. Deje que el Espíritu Santo sea su maestro (1 Jn. 2:27), escudriñe las Escrituras que Él ha escrito, use referencias cruzadas, compare pasajes, emplee concordancias, índices y otras fuentes de ayuda. Para aquellos pasajes que aún permaneces oscuros, consulte a su pastor o a hombres piadosos que han escrito en esa área en particular.

Errores que evitar

Conforme interprete las Escrituras, varios errores comunes se deben evitar.

1-      No llegue a una conclusión a expensas de la interpretación apropiada. Esto es, no haga que la Biblia diga lo que usted quiere que diga, sino que más bien deje que diga lo que Dios quiso que dijera cuando la escribió.

2-      Evite la Interpretación superficial. Ha escuchado a personas que dicen: “Para mí, este pasaje quiere decir”, o “Siento que esto dice…” El primer paso que debe dar al interpretar la Biblia es reconocer las cuatro áreas que tenemos que estudiar: idioma, cultura, geografía e historia (vea más adelante).

3-      No espiritualice el pasaje. Interprete y entienda el pasaje en su sentido normal, literal, histórico, gramatical, tal como entendería cualquier otra porción de literatura que estuviera leyendo hoy día.

Áreas que estudiar

Los libros de la Biblia fueron escritos hace muchos siglos atrás. Para que podamos entender hoy día lo que Dios estaba comunicando entonces, hay varias áreas que necesitan entenderse: el aspecto del idioma, el cultural, el geográfico y el histórico. La interpretación apropiada, entonces, toma tiempo y esfuerzo disciplinado.

  1. Idioma. La Biblia fue originalmente escrita en griego, hebreo y arameo. Con frecuencia, entender el significado de una palabra o frase en el idioma original puede ser la clave para interpretar correctamente un pasaje de las Escrituras.
  2. Cultura. El aspecto de la cultura puede ser confuso. Algunas personas tratan de usar diferencias culturales para anular los mandamientos bíblicos más difíciles. Reconozca que en primer lugar, las Escrituras deben ser vistas en el contexto de la cultura en la cual fue escrita. Sin un entendimiento de la cultura judía del primer siglo, es difícil entender los Evangelios. Hechos y las epístolas se deben leer a la luz de las culturas griega y romana.
  3. Geografía. Un tercer aspecto que necesita ser estudiado es la geografía. La geografía bíblica hace que la Biblia cobre vida. Un buen atlas de la Biblia es una herramienta de referencia con un valor inestimable, que puede ayudarlo a comprender la geografía de la Tierra Santa.
  4. Historia. También debemos estudiar el aspecto de la historia. A diferencia de las escrituras de la mayoría de las religiones del mundo, la Biblia contiene el registro de personas y acontecimientos históricos. Un entendimiento de la historia bíblica nos ayudará a colocar a las personas y los acontecimientos en su perspectiva histórica apropiada. Un buen diccionario bíblico o enciclopedia bíblica es útil para esto, como lo son los estudios históricos elementales.

Principios a entender

Cuatro principios deben guiarnos conforme interpretamos la Biblia: literal, histórico, gramatical y síntesis.

  1. El principio literal. Las escrituras se deben entender en un principio literal, normal y natural. Mientras que la Biblia contiene un lenguaje figurado y símbolos, tiene intención de comunicar una verdad literal. No obstante, en general, la Biblia habla en términos literales y debemos permitir que hable por sí misma.
  2. El principio histórico. Esto quiere decir que interpretamos un pasaje en su contexto histórico. Debemos preguntar lo que el texto significo para las personas a quienes fue inicialmente escrito. De esta manera podemos desarrollar un entendimiento contextual apropiado de la intención original de las Escrituras.
  3. El principio gramatical. Esto requiere que entendamos la estructura gramatical básica de cada oración en el idioma original. ¿A quién se refieren los pronombres? ¿Cuál es el tiempo del verbo principal? Cuando hace algunas preguntas sencillas como estas, descubrirá que el significado del texto se vuelve inmediatamente más claro.
  4. El principio de síntesis. Esto es lo que los reformadores llamaron analogía scriptura. Quiere decir que la Biblia no se contradice a sí misma. Si llegamos a una interpretación de un pasaje que contradice una verdad enseñada en otras partes de las escrituras, nuestra interpretación no puede ser correcta. Las Escrituras se deben comparar con las Escrituras. Para descubrir su significado en su totalidad.

PASO 3 – Evaluar. Usted ha estado leyendo y a la vez haciéndose la pregunta: “¿Qué quiere decir la Biblia?” Después ha interpretado mediante la pregunta: “¿Qué quiere decir la Biblia?” Ahora es el momento de consultar a otros para asegurarse de que tiene la interpretación apropiada. Recuerde: “La Biblia nunca se contradice a sí misma”.

Lea introducciones a la Biblia, comentarios y libros acerca del contexto que enriquecerán su pensamiento por medio de esa iluminación que Dios le ha dado a otros hombres y le dará a usted a través de sus libros. En su evaluación, sea verdadero estudiante. Sea una persona que acepta la verdad de la Palabra de Dios, aunque le pueda causar que cambie lo que usted siempre ha creído o le cause que altere su patrón de vida.

PASO 4 – Aplicar. La siguiente pregunta es: “¿Cómo penetra y cambia mi propia vida la verdad de Dios?” Estudiar las escrituras sin permitirle que penetren hasta llegar a las profundidades de su alma sería como preparar un banquete sin comer lo que ha preparado. La pregunta que hacer es: “¿Cómo se aplican a mi vida las verdades y principios divinos contenidos en un pasaje, en términos de mi actitud y acciones?”

Jesús hizo la siguiente promesa a los que llevan su estudio bíblico hasta este punto: “Si sabéis estas cosas, bienaventurado seréis si las hiciereis” (Jn. 13:17).

Después de leer e interpretar la Biblia, usted debe tener un entendimiento elemental de lo cual la Biblia dice, y lo que quiere decir por lo que dice. Pero el estudio de la Biblia no termina ahí. La meta final debe ser que deje que le hable a usted y lo capacite para crecer espiritualmente. Esto requiere aplicación personal.

El estudio bíblico no está terminado hasta que nos preguntamos: “¿Qué quiere decir esto para mi vida y cómo puede aplicarlo de manera práctica?” Debemos tomar el conocimiento que hemos obtenido de nuestra lectura e interpretación y extraer los principios prácticos que se aplican a nuestra vida personal.

Si hay un mandato que debe ser obedecido, lo obedecemos. Si hay una promesa que debe ser recibida, la reclamamos. Si hay una advertencia que debe ser seguida, la escuchamos. Este es el paso final: Nos sometemos a las Escrituras y dejamos que trasformen nuestra vida. Si usted se salta este paso, nunca disfrutará su estudio bíblico y la Biblia nunca cambiará su vida.

PASO 5 – Comparar y relacionar. Esta última etapa relaciona la doctrina que usted ha aprendido en un pasaje o libro particular con verdades y principios divinos enseñados en otras partes de la Biblia para formar el marco general. Mantenga siempre en mente que la Biblia es un libro en 66 partes. Contiene varias verdades y principios enseñados una y otra vez de varias maneras y en circunstancias diferentes. Al comparar y relacionar referencias cruzadas, comenzará a edificar un sólido fundamento doctrinal por el cual vivir.

Y ahora, ¿qué?

El salmista dijo: “Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche.” (Sal. 1:1-2).

No es suficiente sencillamente estudiar la Biblia. Debemos meditar en ella. En un sentido muy real le estamos dando a nuestro cerebro un baño, lo estamos lavando en la solución purificadora de la Palabra de Dios.

Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

Josué 1:8

Aquí está el pan que alimenta la vida
Que la muerte no puede atacar.
Las preciadas buenas de salvación,
Vienen a nuestros oídos de aquí.
La fortaleza de nuestra fe está aquí,
Y escudo de nuestra defensa.
Entonces no seáis como el cerdo que tenía
Una perla a su deseo.

Y se deleita más en el comedero
Y en revolcarse en el lodo.
No leáis este libro en ningún caso, Sino con un solo ojo.
No leáis sino para desear en primer lugar la
gracia de Dios,
Para entenderla así.
Ora aún en fe con respecto a esto,
Para llevar buen fruto así,
Para que el conocimiento pueda traer este efecto,
Para mortificar vuestro pecado.
Entonces feliz serás en toda tu vida,
Sea lo que sea que enfrentes.
Si, doblemente feliz serás,
Cuando Dios por muerte a vosotros llame.

(De la primera Biblia impresa en Escocia, 1576)

¿Es el cristianismo copiado de creencias egipcias? ¿Mitología pagana? ¿Qué hay de la ciencia? (Refutacion a Zeitgeist)

[Ver la última entrada concerniente a Zeitgeist: Respuesta a: Vi Zeitgest y allí pareciera que el cristianismo es falso]

Pregunta:Vi a Zeitgeist y tengo un par de preguntas. ¿Podrían ayudarme con las respuestas? (Para mayor información, siga el siguiente enlace: http://www.youtube.com/watch?v=nYp9R5vhSrk&p=62B06B552A5F1B54&playnext=1…).

1) Ellos dicen que el judeo-cristianismo es copiado de las creencias egipcias debido a que hay similitud y los dioses son más antiguos que el mismo judaísmo.

2) Ellos dicen que cuando el cristianismo cree que el mundo tiene 12.000 años de antigüedad, los hechos científicos, por ejemplo, como los fósiles de los dinosaurios prueban que es más antigua.

¿Cómo reacciono ante esto? ¿Tienen algunas respuestas?

Ellos dicen que el cristianismo no se basa en la verdad. Gracias, Deepti.

Respuesta: Por siglos, los escépticos han intentado desautorizar tanto la Biblia como al cristianismo. Los tipos de crítica a los que Ud. está expuesto son comunes. Para responder a sus preguntas, vamos a empezar con el ateísmo.

El primer punto que debemos establecer con los ateos es que ellos están intentando operar fuera del campo de su experiencia cuando se discute la “cuestión de Dios”.  Con frecuencia, los ateos afirman que Dios es una “muleta”/“apoyo” para aquellos que no pueden manejar solos las dificultades de la vida. Algunos ateos como Richard Dawkins sugieren que Dios es un mito inmoral creado por personas mentalmente trastornadas. Los ateos niegan, a priori, la existencia de un reino metafísico y esa afirmación resulta en su inhabilidad para discutir racionalmente el tema de Dios.

Recientemente escribí1, acerca del ateísmo:

Cuando los ateos proclaman que la sola ciencia es el árbitro final de la verdad, que la sola ciencia es la única metodología de entendimiento, están de hecho, haciendo una declaración de fe. Al hacerlo han ofrecido un acercamiento de, ‘hágalo como yo lo digo, no como lo hago’, debido a que mientras le dicen a las personas que no tomen nada como la fe sino siempre difieran de la evidencia empírica, es decir, los métodos científicos, ellos mismos han sucumbido a aceptar el método científico por fe. Christopher Hitchens no es consciente a su situación y dice: ‘Si uno debe tener fe para poder creer algo, entonces, la probabilidad de que ese algo tenga algo de verdad o de valor es considerablemente mínimo‘.2 Claro está que esta declaración se refuta en sí misma debido a que no existe evidencia empírica para probar que esta declaración es verdadera. De esta manera, Hitchens, se convierte en víctima de aquello mismo que critica de los teístas cristianos, a saber la presuposición. Una parcialidad de presuposición ateísta más obvia es suministrada por Lewontin, que dice: ‘Nos colocamos al lado de la ciencia, a pesar de lo absurdo de algunos de sus conceptos, a pesar de su fracaso para cumplir muchas de sus promesas extravagantes de salud y vida, a pesar de la tolerancia de la comunidad científica por sus solas historias no fundamentadas, porque tenemos un compromiso previo; un compromiso al materialismo… Aun más, el materialismo es absoluto, porque no podemos permitir un Pie Divino en la puerta'”.3

La cuestión, no es que los nuevos ateos no admitirán a la presencia de evidencias proporcionadas y razones claramente lógicas para creer que Dios existe. El tema principal para ellos es que no quieren creer que Dios existe. Para el ateo, las implicaciones resultantes de permitir el “Pie Divino” en la puerta, son, por decir lo menos, desagradables. Lo que los ateos rechazan en entender es que la teoría evolutiva cercena los asuntos metafísicos de importancia para el cristianismo y de este modo ha abierto ampliamente las puertas para que Dios, en lo más mínimo, entre en la discusión. Algunos ejemplos de la teoría de la evolución prueban este punto. La teoría de la evolución ofrece una historia de orígenes y por lo tanto, los conceptos de creación son abiertos para ser debatidos por el teísta cristiano; ya que la evolución sugiere una historia de origen para la vida humana y de esta forma toca la enseñanza bíblica del pecado original; la evolución también habla de las especies y la singularidad y por lo tanto, toca la enseñanza bíblica de la imagen de Dios en el hombre.4

Cualquier argumento que sugiera que un sistema completo de creencia es copiado de otro basado en similitudes percibidas, es un argumento flojo, fácilmente desechable.

En este caso, el hecho es que el cristianismo está basado en la vida y enseñanzas de Jesucristo. De otro lado, los registros de los evangelios fueron todos escritos por testigos oculares de la vida y enseñanzas de Cristo dentro de la misma generación donde se sucedieron esos mismos acontecimientos. Es fácil afirmar que el cristianismo no es nada más que un plagio de los sistemas religiosos egipcios. Es imposible hacer esa misma afirmación basado en hechos y evidencias que claramente señalen lo contrario.

Finalmente, el debate entre una tierra joven y antigua no va a desaparecer en breve tiempo. Un hecho que me gustaría señalar es que la posición de una tierra relativamente joven no subestima el testimonio de las Escrituras ni tampoco le resta valor de las afirmaciones centrales del cristianismo y de Jesucristo.

¿Tomaron los cristianos y judíos su teología de la mitología pagana?

Existen ciertos aspectos integrales del cristianismo y judaísmo que preguntar si estos tomaron prestado de la mitología pagana, sería, sin duda negativo. Muchos eruditos religiosos encuentran que el judaísmo monoteísta bíblico floreció orgánica y espontáneamente en medio de culturas paganas. De igual forma, el cristianismo aparece en el siglo 1º a cargo de un solo hombre: Jesucristo. Este sistema de creencia no está basado en un largo proceso de mezcla y combinación de historias paganas a través de los siglos. Las Buenas Nuevas de Jesucristo están totalmente basadas en el fundamento del judaísmo y su prevista finalización en el Nuevo Pacto. La Biblia es la culminación final del primer y ultimo acuerdo de Dios entre los judíos y los gentiles (no judíos) como estuvo profetizado por los profetas del Antiguo Testamento.

¿Cuál es la fuente del judaísmo?

Muchos eruditos han especulado del origen de la fe judía, la primera religión monoteísta del mundo. ¿De dónde viene la fe judía? Los historiadores seculares Ian Shaw y Paul Nicholson, dicen que el origen cultural y étnico de los israelitas es difícil de explicar, debido a que la evidencia arqueológica y bíblica no ha sido armonizada. Acerca de los registros, ellos dicen:

  • La historia de la esclavitud de los israelitas en Egipto y el Éxodo a Canaán, descritos en las escrituras judías del Génesis y Éxodo no tiene relación con alguna historia conocida. Los ‘eruditos’ bíblicos no pueden llegar a aceptar este hecho simple,” (Ian Shaw y Paul Nicholson, en “El Diccionario del Museo Británico del Egipto Antiguo” (“The British Museum Dictionary of Ancient Egypt”).

Pero por parte de los eruditos, esto sigue sin respuesta: “¿De dónde vinieron los judíos?” Y “¿Quién creó esta única raza, religión y lenguaje de los judíos?

Judíos, ¿de los cananeos?

Recientemente, la mayoría de los eruditos han rechazado la Biblia y adoptado la idea de que los judíos evolucionaron de la civilización cananea.

  • Por desgracia para la confirmación histórica de la cronología estilizada de la historia del Éxodo, los Faraones alrededor del 1.440 a. C., cuando se supone que esto pasó, habían monarcas fuertes, Tutmosis III y Amenhotep, los cuales sabemos que no permitieron a los cananeos regresar a Canaán de Egipto sino que fueron sometiendo todo el territorio en una fase de expansión colonialista. Ello estaban realmente esclavizando a los cananeos más que permitirles escapar de la esclavitud”. (Dr. MD Magee, “Moisés y el Éxodo de Egipto” (“Moses and the Exodus from Egypt”), 1999.

¿Podrían los judíos monoteístas venir de los cananeos, los cuales eran paganos politeístas? No es, para nada, probable. Judíos que provinieran de paganos sería una transición muy radical. Esto podría suceder pero en una escala pequeña. ¿Podría una raza de millones de personas iniciarse de una cultura pagana? ¿Podría una religión monoteísta iniciar de un culto pagano politeísta?

Los eruditos seculares y religiosos están de acuerdo que los cananeos fueron una de las culturas más sexuales y pervertidas que el mundo haya conocido. Piense acerca de esto. ¿Puede imaginar a unos cuantos paganos pervertidos reuniéndose para crear una religión moral? ¿Puede imaginar a unos cuantos paganos salir con la idea de la circuncisión como el ritual para poder pertenecer a una nación? ¿Cuántos cananeos harían fila para unirse a esta nueva religión? Todos los hombres adultos y niños de 8 días de nacido y de más edad, tendrían que ser circuncidados. Esta nueva religión fundada necesitaría convertirse en una raza de personas y establecerían su lenguaje particular propio en sólo unos cuantos siglos. La idea de que el judaísmo surge del paganismo parece insana, pero esto es exactamente lo que los eruditos seculares postulan y lo que quieren que las personas crean.

Finalmente, la Biblia explica de dónde salieron los judíos y cómo llegaron a la tierra prometida.

¿Se copió el cristianismo del paganismo o de otras religiones?

No. El cristianismo no se copió de religiones paganas ni tampoco tomó ideas del paganismo. Generalmente, la crítica se relaciona con la existencia de religiones más antiguas que el cristianismo y que tenían conceptos similares en sus dioses, tales como el nacimiento virginal, de hacerse carne, de resucitar de entre los muertos, etc. Pero las similitudes no significan que el cristianismo es copiado de otras religiones más de las similitudes existentes entre dos pinturas sin llegar a pensar que una fue copiada de la otra.

El cristianismo se deriva mayormente de las Escrituras del Antiguo Testamento las cuales contienen los temas que se encuentran en el Nuevo Testamento. Si una religión es más antigua que otra, como sostiene la crítica, y la nueva tomó de la más antigua, entonces, tendríamos que concluir que muchas religiones paganas tomaron prestado del judaísmo porque el Antiguo Testamento fue escrito entre los años 400 y 1.600 a.C., y antes que estas religiones existieran. Por favor, estudie el siguiente cuadro:

Tema Referencia
Antiguo Testamento
Cumplidas en Jesús en el
Nuevo Testamento
Ascensión de Jesús a la mano derecha de Dios Sal 110:1 Mt 26:64; Hch 7:55-60; Ef 1:20
Expiación por sangre Lv 17:11 He 9:22
Bautismo Ex 40:12-15; Lv 16:4; Gn 17:10;
Ez 36:25
Mt 3:16; 28:19; Col 2:11-12; He 10:22
Jesús es el Hijo Amado Sal 2:7 Hch 13:33; He 1:5
Obra Creativa Génesis 1; Gn 1:26 Jn 1:1-3; Col 1:16-17
Crucifixión Sal 22:11-18; Zac 12:10 Lc  23:33-38
Condenación y Salvación Dn 12:2 Mt 25:46
Hijo Eterno Mi 5:1-2; Sal 2:7 He 1:5; 5:5
El Primero y el Último Is 41:4; 44:6; 48:12 Ap 1:8,17; 22:13
Dios entre Su pueblo Is 9:6; 40:3 Jn 1:1,14; 20:28; Col 2:9; Mt 3:3
Encarnación de Dios 1) Ex 3:14; 2) Sal 45:6; Is 9:6; Zac 12:10 1) Jn 1:1, 14; 8:58; 2) He 1:8; Col 2:9; He 1:1-3
Monoteísmo Is 43:10; 44:6, 8; 45:5 Jn 10:30; Ef 4:5
Único Hijo Amado, El Gn 22:2. Ver Tipología Jn 3:16; He 11:7
Sacerdocio de Jesús Sal 110:4 He 6:20; 7:25
Resurrección de Cristo, La Sal 16:9-10; 49:15; Is 26:19 Jn 2:19-21
Regreso de Cristo, El Zac 14:1-5; Mi 1:3-4 Mt 16:27-28; Hch 1:11; 3:20
Sacrificio del Hijo, El Gn 22:2. Ver Tipología He 9:27
Salvación por Gracia 1) Gn 12:3; 2) Gn 15:6; Hab 2:4 1) Gá 3:8-11; 2) Ro 4:9
Ofrenda por el Pecado Ex 30:10; Lv 4:3 Ro 8:3; He 10:18; 13:11
Ofrenda por el pecado
hecha fuera del campamento
Ex 29:14 He 13:12-13
Ofrenda por el Pecado sin defecto Ex 12:5; Lv 22:20; Dt 17:1 He 9:14
Hijo de Dios Sal 2:7 Jn 5:18
Expiación Substitutoria Is 53:6-12; Lv 6:4-10, 21 Mt 20:28; 1 P 2:24; 2 Co 5:21; 1 P 3:18
Trinidad, La 1) Gn 1:1, 26; Job 33:4; 2) Gn 17:1; 18:1; Ex 6:2-3; 24:9-11; 33:20; Nm 12:6-8; Sal 104:30; 3) Gn 19:24 con Am 4:10-11;
Is 48:16
1) Jn 1:1-3; 2) Jn 1:18; 6:46; 3) Mt 28:19; 2 Co 13:14
Nacimiento Virginal Is 7:14 Mt 1:25
Adoración a Jesús Sal 97:7 Mt 2:2,11; 14:33; 28:9; Jn 9:35-38; He 1:6

Como puede ver el cristianismo está de acuerdo con las Escrituras hebreas del Antiguo Testamento. Muchos de los libros del Antiguo Testamento fueron escritos cientos de años antes que religiones como el Mitraísmo (Misterios de Mitra) existieran. Podemos entonces concluir, ¿que el mitraísmo tomó prestado del Antiguo Testamento?

Aún más, si los críticos quieren acusar al cristianismo de tomar prestado de las religiones paganas, entonces, necesitan ellos establecer su caso. Afirmar algo, simplemente no prueba que es verdadero. Pero debido a que el Antiguo Testamento muestra claramente sus temas en el Nuevo Testamento, podemos concluir que el cristianismo no se copió ninguna idea de religiones paganas. Este, cumplió los requisitos del Antiguo Testamento.

Referencias

  • 1. Mike Spaulding, “El Nuevo ateísmo: Otra escaramuza con un giro” (“The New Atheism: Another Skirmish With a Twist”), presentado en la reunión anual de la Sociedad Internacional de Apologética Cristiana, el 18 de abril, 2009, en Trinity Evangelical, Deerfield, Illinois. Puede descargarse en, www.cclohio.org
  • 2. John F. Haught, “Los ateos amateur” (“Amateur Atheists”), Christian Century (Febrero 2008): 22-28.
  • 3. Dinesh D’Souza, “Que es lo tan grande acerca del cristianismo” (“What’s So Great About Christianity”). Washington D.C.: Regnery Publishing, 2007, 161.
  • 4. Gregory R. Peterson, “¿La evolución de quién? ¿Cuál teología?” (“Whose evolution? Which theology?)” Zygon. 35 (Junio 2000): 221-232.

Ministerio de Apologetica e investigación cristiana